Croissant francés. Recetas para el desayuno de los niños

  • compartidos

El croissant más popular... ¿cuál es? Por supuesto, el francés. Es uno de los alimentos típicos de este país. Su elaboración no es sencilla, pero el resultado es espectacular. Con un poco de paciencia y práctica, lograrás un croissant francés exquisito

El croissant es altamente calórico, por eso, se recomienda incluirlo en el desayuno de los niños, nunca en la cena. 

Croissant francés. Recetas para el desayuno de los niños

Ingredientes

  • 120 ml de leche
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 500 gr de harina (de fuerza)
  • 2 huevos
  • 110 ml de agua
  • 65 gr de azúcar
  • 10 gr de sal
  • 25 gr de levadura fresca de panadería

Consejos: También reserva dos yemas de huevo para pintar los croissants. También puedes barnizarlos con almíbar. 

Cómo hacer un delicioso croissant francés paso a paso

1. Mezclar la leche con el agua y la levadura. 

2. En otro bol, tamizar la harina de fuerza. Añadir la sal, el azúcar y los huevos y amasar bien.

3. Incorporar la mezcla de leche, agua y levadura y mezclar bien.

4. Hacer con esta masa una bola y dejar reposar 45 minutos, tapada con film transparente.

5. Amasar de nuevo y dejar reposar en la nevera 8 horas.

6. Sacar la bola de masa y aplastar con el rodillo, pero en forma de cruz. Deja la parte central más ancha, porque ahí tendrás que poner la mantequilla.

7. Aplasta la mantequilla antes de ponerla en el centro de la masa con forma de cruz. Puedes ayudarte tapándola con papel film y aplastándola con el rodillo. Intenta que quede con un grosos de 1 cm. 

8. Ahora sí, pon dentro de tu masa con forma de cruz la mantequilla. Tapa con los 'brazos' de la cruz la mantequilla, como si la abrazara. Ahora usa el rodillo y aplasta todo hasta formar un rectángulo de 1 cm de grosor.

9. Tienes que cerrar el rectángulo. La parte de arriba (calcula un tercio de la parte superior del rectángulo) hacia abajo y la de abajo hacia arriba, por encima de la parte anterior. Los lados de arriba y abajo del rectángulo se tienen que 'abrazar'. Deja reposar en la nevera 20 minutos.

10. Ahora saca la masa, despliega los bordes y haz lo mismo pero con los laterales de derecha e izquierda. El de la derecha hacia dentro y el de la izquierda por encima del anterior. Otra vez a la nevera 20 minutos.

11. Tercer y último pliegue después de deshacer el anterior: El mismo que el del paso 10 pero si empezaste a doblar por la izquierda, esta vez empiezas por el lado derecho. Mete la masa en la nevera 30 minutos.

12. Extiende con el rodillo la masa hasta que tenga 1 cm de grosor y corta triángulos. Primero puedes cortar la masa por la mitad y después cada mitad, en triángulos.

13. Estira cada uno de los triángulos y haz la forma del croissant. Para ello, sólo tienes que enrollarlos desde la base más ancha hasta la punta y meter los picos haca dentro en forma de media luna.

14. Ponlos en la bandeja del horno sobre papel vegetal pero deja que reposen 2 horas hasta que doblen su tamaño. Lo mejor es dejar la bandeja en un lugar cálido.

15. Ahora sí, pinta tus croissants con huevo o almíbar y mételos en el horno. Antes precalienta el horno unos 10 minutos a 160ºC. Mete los croissants durante 15 minutos y... ¡voilá!

Ideas para decorar galletas de Pascua

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud