Tarta de queso tradicional, receta de New York Cheesecake

  • compartidos

Las tartas de queso son una propuesta de postre perfecta cuando queremos un dulce ligero y poco empalagoso. Esta receta paso a paso sigue la original versión de la New York Cheesecake, la más tradicional de estas tartas.

La receta de esta tarta es muy sencilla, se trata de una ocasión perfecta para cocinar con niños y dejar que ellos colaboren aplastando las galletas o batiendo el queso, tareas sin peligro que pueden rematar los papás con el horno.

Tarta de queso tradicional, receta de New York Cheesecake

Ingredientes

  • Un paquete de galletas tipo maría o integrales
  • 90 gr. de mantequilla o margarina sin sal
  • 900 gr. de queso crema
  • 200 gr. de yogur natural
  • 3 huevos
  • 1 limón
  • 250 gr. de azúcar 75 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 bote de mermelada de frambuesa

Preparación de la New York cheesecake, receta paso a paso

1. Triturar las galletas con un robot de cocina, o poniendo las galletas en una bolsa y machacándolas con un rodillo. Derretir la mantequilla o margarina y añadir las galletas trituradas, formando una pasta que extenderemos por el fondo de un molde desmoldable de unos 20 cm. de diámetro. Conservar en el congelador.

recetas con fotos

2. Batir el queso crema, el yogur y el azúcar durante unos minutos, a velocidad baja para no introducir mucho aire en la mezcla, porque si no se agrietará en el horno. 

Recetas infantiles

3. Añadir los huevos uno a uno, mezclando despacio hasta que estén bien integrados. Añadir el zumo del limón.

Recetas para niños

4. Mezclar la levadura con la harina. También se puede añadir un poco de azúcar vainillado, si se desea. Añadir poco a poco a la mezcla, batir hasta que esté bien integrado y no queden grumos.

Recetas de tartas

5. Verter la mezcla sobre el molde con base de galleta, que habremos sacado del congelador. Repartir bien, tapar con papel film transparente y dejar en la nevera unas 6 horas (mejor de un día para otro.

Recetas paso a paso

6. A la hora de servir, cubrir con mermelada de frambuesa, arándanos, fresa, etc. Se puede calentar un poco en un cazo y añadir una hoja de gelatina hidratada para que la cobertura quede más firme. En ese caso, tras colocar la mermelada dejar que enfríe de nuevo unas horas antes de servir.

Recetas infantiles fáciles

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud