Galletas sonrientes de calabaza para Halloween

  • compartidos

Si hay algo típico de Halloween son las calabazas. Un símbolo utilizado desde hace miles de años y que sirve como icono de esta popular fiesta, además de poder usarse para múltiples usos culinarios: en sopas y cremas, como bizcocho, en pizza...

Por eso, qué mejor que adaptar unas deliciosas galletas de vainilla para darles forma de calabaza y celebrar un Halloween de miedo. Para decorar, un glaseado naranja que será un derroche de diversión en la cocina para los niños.

Galletas sonrientes de calabaza para Halloween

Ingredientes

  • 230 gr. de mantequilla o margarina
  • 350 gr. de azúcar glas + 200 gr. (para decorar)
  • 1 huevo + 1 clara (para decorar)
  • 2 cucharaditas de azúcar vainillado 
  • 640 gr. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 limón y 1 cucharadita de sal
  • Colorante alimentario marrón, naranja y verde

Preparación de las galletas sonrientes de calabaza

1. Sacar la mantequilla o margarina de la nevera para que esté a temperatura ambiente. Precalentar el horno a 200º y forrar las bandejas con papel de horno.

2. Mezclar la mantequilla o margarina con el azúcar y batir con energía durante unos 5 - 10 minutos, hasta que haya blanqueado y esté esponjosa.

3. Batir el huevo e incorporar a la mezcla junto con el azúcar vainillado. Mezclar de nuevo hasta que quede homogéneo.

4. En otro bol, tamizar la harina con la levadura y la sal. Ir agregando poco a poco a la mezcla anterior, removiendo despacio para que se integren bien todos los ingredientes. Seguir amasando hasta que se pueda manejar bien con las manos.

5. Estirar sobre una superficie plana espolvoreada de harina con ayuda de un rodillo. Dar a las galletas forma de calabaza con ayuda de un cortador con esa forma o bien con ayuda de un cuchillo

6. Colocar en la bandeja y hornear a 180º durante unos 10 minutos, hasta que se doren los bordes.

7. Para decorar las galletas se elabora un glaseado: Batir con las varillas la clara de huevo, el colorante y el limón hasta que esté espumoso. Añadir el azúcar glas y seguir batiendo hasta que tenga una textura más o menos consistente, no demasiado líquida para que no se derrame sobre la galleta.

8. Extender el glaseado por la galleta con ayuda de una manga pastelera. Conviene delinear el borde, dejar reposar unos minutos y después rellenar. Esperar 5 horas hasta que esté seco antes de pintar con otro color, para que no se mezclen.

Aperitivos y postres para la fiesta de Halloween de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud