Embutido de chocolate con pistachos

  • compartidos

El embutido de chocolate con pistachos se trata de una receta muy económica, fácil y práctica de preparar con los niños. Guiainfantil.com nos sugiere un exquisito y curioso embutido de chocolate para sorprender a toda la familia.

Este postre o merienda puede dejar a los pequeños, así como a los mayores de la casa, de boca abierta. Además, es una receta que permite variar los ingredientes. Podéis hacerla no sólo con pistachos como también con trocitos de pasas, nueces y piñones, especialmente ricos en vitamina E, que posee propiedades antioxidantes.

Embutido de chocolate con pistachos

Ingredientes:

  • 120 gr. de mantequilla o margarina
  • 180 gr. de chocolate fondant
  • 50 gr. de nata líquida
  • 1 huevo
  • 120 gr. de galletas María
  • 2 cucharadas de pistachos
  • Ralladura de la piel de un limón

Consejos: Se necesita algo de azúcar glas para rebozar el embutido y darle un aspecto de piel.

Preparación para el embutido de chocolate con pistachos:

1- Cortar el chocolate en trocitos, mezclarlo con la nata líquida y llevar para derretir al fuego lento en una cacerola.

2- Cuando esté derretido, retirar del fuego y añadir la mantequilla o margarina en trocitos. Batir todo hasta obtener una crema.

3- Incorporar la yema de huevo y remover. Enseguida, añadir la clara montada a punto de nieve, la ralladura de la piel de un limón, las galletas y los pistachos, previamente picados.

4- Mezclar todo hasta que se obtenga la textura de una pasta. A continuación, dar forma cilíndrica (de embutido) a la masa, envolverla en un film plástico y llevarla a la nevera para que se endurezca.

5- Cuando esté dura la masa, quitar el film plástico y rebozar el embutido en azúcar glas. Trinchar la masa en lonchas, como si se tratara de un chorizo o embutido de lomo. ¡Buen provecho!

Se puede conservar el embutido de chocolate en la nevera por un máximo de cinco días.

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud