Potaje de vigilia. Receta tradicional de Cuaresma

  • compartidos

La Cuaresma es el periodo de cuarenta días que comienza con el miércoles de ceniza y termina en la Semana Santa. La tradición indica que durante esta época no se puede comer carne (al menos los viernes) por lo que se sustituye este alimento por otros como el pescado o las legumbres.

En base a ello surge el llamado potaje de vigilia o Cuaresma, que combina el tradicional bacalao con los garbanzos y las espinacas. Se trata de un plato completo y equilibrado, con muchos nutrientes ideales para la dieta de los niños.

Potaje de vigilia. Receta tradicional de Cuaresma

Ingredientes

  • 300 gr. de garbanzos
  • 250 gr. de bacalao desalado
  • 300 gr. de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan gruesas
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Sal 
  • Aceite de oliva

Cómo hacer potaje de vigilia, paso a paso

1. La noche anterior poner los garbanzos en remojo en una olla con abundante agua y sal.

2. Sofreír en una olla los dos dientes de ajo enteros junto con el pan. Cuando cojan color se retiran y trituran hasta obtener una pasta (se puede añadir algo de agua), que se reserva.

3. Usando el mismo aceite se sofríe la cebolla picada, cuando esté transparente se añade el pimentón y el comino y se fríen ligeramente dando vueltas para que no se queme.

4. Añadir agua suficiente para cubrir los garbanzos, cuando esté caliente se añaden los garbanzos junto con la pasta de ajo y pan.

5. Se cuecen los garbanzos hasta que estén tiernos (entre 45 minutos y tres horas según la olla). Añadir las espinacas y el bacalao y cocer unos minutos más, servir inmediatamente.

El truco de Guía Infantil: Añade dos hojas de laurel al agua mientras se cuece el potaje, le dará un aroma muy especial. 

Ideas para decorar galletas de Pascua

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud