Garbanzos con Bacalao y Espinacas. Receta casera para los niños

  • compartidos

Aunque esta sea una receta que tradicionalmente se suele consumir más en Semana Santa, creemos que no se puede resistir a prepararla cuando uno la desee. Los garbanzos con bacalao y espinacas serán siempre bienvenidos a la mesa. Los garbanzos son una legumbre que tiene una importante riqueza nutricional. Son ricos en proteínas, en almidón y en lípidos insaturados, y carentes de colesterol.

Los garbanzos están recomendados, por ejemplo, a los niños que sufren de estreñimiento, ya que contienen un buen aporte de fibra. Esta receta no deja con hambre a nadie. Ya nos contarás.

Garbanzos con Bacalao y Espinacas. Receta casera para los niños

Ingredientes:

  • 300 gr. de garbanzos
  • 300 gr. de bacalao desalado (o gambas)
  • 300 gr. de espinacas frescas o congeladas
  • 2 cebollas / 2 tomates
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 6 cucharadas (sopera) de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 hojas de laurel / Sal

Cómo preparar los garbanzos con bacalao y espinacas:

1- Después de poner los garbanzos en remojo por unas 10 o 12 horas, escurrirlos y ponerlos en una olla con un litro de agua a hervir.

2- Picar una cebolla, las zanahorias y dos dientes de ajo, y ponerlos en la olla con los garbanzos y las hojas de laurel. Llevar la olla al fuego medio-alto.

3- Mientras se cuecen los garbanzos, preparar un sofrito en una sartén con aceite, de una cebolla picada y dos dientes de ajo.

4- Cuando estén rehogados, agregar el pimentón dulce y los tomates sin piel y picados, y sofreírlos durante unos 15 minutos o hasta que los tomates estén deshechos.

5- A continuación, agregar las espinacas a la sartén y saltearlas unos minutitos. Reservar.

6- Cuando los garbanzos estén tiernos, colarlos y juntarlos con el sofrito de cebolla, tomates, ajo y espinacas.

7- Vuelve a llevar los garbanzos al fuego, añadiendo el bacalao desalado, entero o desmigado. Mezclar todo. Dejar al fuego medio unos minutitos hasta que notes que el bacalao esté cocinado. Si pones el bacalao entero, es aconsejable que lo reboce primero en harina antes de añadirlo a los garbanzos.

Si no tienes espinacas, se puede sustituirlas por hojas de acelgas. Se quedarán exquisitos igualmente. Nuestros garbanzos estarán listos para ser consumidos. ¡Buen provecho!

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud