Risotto de guisantes y langostinos. Receta ligera y suave

  • compartidos

Para los niños, los alimentos más complicados de aceptar son las verduras y el pescado. Incluirlos en su dieta es difícil para los padres, por eso te proponemos formas atractivas de intentarlo con recetas como el risotto de  guisantes y langostinos.

Una receta para niños muy ligera y suave de sabor, les gustará su textura cremosa que lo diferencia del arroz tradicional. Este plato italiano puede ser una vía para que se animen a probarlos, sobre todo si se lo presentamos de forma original.

Risotto de guisantes y langostinos. Receta ligera y suave

Ingredientes

  • 300 gr. de arroz
  • 1 l. de caldo de verduras
  • 12 o 15 langostinos
  • 200 gr. de guisantes
  • 1 limón
  • Aceite
  • Sal

Consejos: si lo deseas puedes añadir, cuando el arroz esté hecho, un poco de nata líquida y una cuchara de queso rallado para dar más jugosidad al arroz.

Preparación del risotto de espárragos trigueros y berenjena

1. Para empezar, calienta el caldo en un cazo, hasta que esté templado y resérvalo a temperatura baja.

2. Pon un chorrito de aceite en una sartén, echa el arroz y fríelo un minuto removiendo a fuego medio-bajo. Añade un chorrito de zumo de limón y deja que mezcle bien.

3. Poco a poco ve añadiendo el caldo, a cucharadas, para que lo absorba el arroz antes de seguir añadiendo más.

4. Lava bien los langostinos y pélalos. Quita el caldo de los guisantes si son de lata, de lo contrario ponlos a cocer en una olla con agua hirviendo y un poco de sal hasta que se ablanden.

5. Añade los langostinos (enteros o troceados) y los guisantes al risotto, hacia la mitad de la cocción. Remueve bien para que se integre.

6. Cuando el arroz esté hecho, salpimentárlo al gusto y servirlo caliente.

Prueba otras recetas de risotto para niños.

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud