La enuresis y el rendimiento intelectual de los niños

Cómo afecta la enuresis al rendimiento intelectual del niño

  • compartidos

La enuresis infantil no solo interfiere en la calidad del sueño o en las relaciones sociales de los niños. El rendimiento intelectual y cognitivo del niño también sufre un efecto negativo a causa de la incontinencia nocturna de los niños. Eso es lo que revela y destaca el resultado de un estudio llevado a cabo por la Sociedad Internacional de continencia en Niños (ICCS) durante el Día Mundial de los Niños que Mojan la Cama (el 1 de Diciembre).

La investigación también demuestra que con un adecuado tratamiento estos síntomas pueden mejorar notablemente. Por tanto, es preocupante que casi la mitad de los padres ignoren el problema ante la esperanza de que desaparezca por sí solo.

Durante un período de nueve años se han realizado tres estudios en 264 niños de Hong Kong comparando a niños que mojaban la cama por la noche (o enuréticos) con niños que no mojaban la cama por la noche (o no enuréticos) con el fin de evaluar las diferencias que pudieran existir en la calidad del sueño, el funcionamiento del sistema nervioso central y la función cognitiva.

Niño durmiendo encima de los libros

Puede comprometer la capacidad de aprendizaje de los niños

La enuresis se asocia tradicionalmente al sueño profundo aunque las nuevas investigaciones indican lo contrario. En el primer estudio, los patrones de sueño de niños con enuresis (35 niños) se compararon con los de niños sin enuresis (21 niños clasificados por edades). Los resultados sugieren que los niños con enuresis tienen una calidad de sueño inferior en comparación con los que no la tienen. Presentaron una menor duración de las fases de sueño profundo y pasaron mayor tiempo en fases de sueño ligero. Los niños con enuresis se despiertan por la actividad miccional de forma que sufren un sueño superficial e interrumpido, fragmentación y falta del sueño. Paradójicamente, presentan un umbral de despertar elevado, lo que hace que les cueste más despertarse. Además, la capacidad de su vejiga esta generalmente reducida de manera significativa al 44 % de la capacidad estimada para su edad.

El tercer estudio comparó la función cognitiva y el rendimiento intelectual de niños con enuresis (95 niños) con la de los niños sin enuresis (46 niños clasificados por edad). Empleando cuatro test, se comparó el nivel de inteligencia, de atención, de distracción, la memoria a corto y largo plazo, la capacidad de aprendizaje, la capacidad de procesar y de reaccionar. Los resultados mostraron que los niños con enuresis tienen un rendimiento intelectual significativamente afectado comparado con el grupo control.

Sin embargo, seis meses de tratamiento exitoso con una combinación de desmopresina y uroterapía (esta última se empleó para corregir la función vesical) consiguieron avances significativos en la normalización de los trastornos del sueño, la función cerebral y mejoraron la capacidad cognitiva.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud