Las preguntas más frecuentes de los padres sobre la enuresis

Preguntas de los padres de niños con enuresis

  • compartidos

Son muchas las dudas, las inquietudes y las preguntas que tienen los padres de niños con enuresis. Sigue las que ellos suelen hacer con más frecuencia. El papel de los padres, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la enuresis infantil, es importante e indispensable.

En Guiainfantil.com respondemos a las preguntas más comunes de los padres sobre la enuresis.

10 preguntas comunes sobre los niños que no controlan el pis

Preguntas y respuestas sobre la enuresis

1- ¿Cuándo y cómo deja un niño de hacerse pis?

El control de esfínteres es un proceso que precisa y depende del desarrollo y maduración del Sistema Nervioso Central así como de un aprendizaje y el condicionamiento. Debe empezar en torno a los 15 y 18 meses. A esta edad, el niño no controla el pis pero percibe la sensación de orinarse encima, y lo comunica. A partir de los 18 meses, el niño puede anticipar y percibir la sensación de pis o de presión en la vejiga, y expresarla. Sobre los 2 años o 2 años y medio, el niño inicia el control. Ya podrá acudir solo o con la ayuda de sus padres al baño. Este proceso se da primero de día, y luego de noche. El control completo de esfínteres se logra alrededor de los 3 años de edad, cuando se inicia la actividad escolar.

2- ¿Qué ocurre cuando un niño de 3 años sigue haciéndose pis?

Si a esta edad el niño no controla esfínteres y sigue haciendo pis encima de forma involuntaria, se dice que este niño tiene enuresis (primaria). Pero dado que el control de esfínteresrequiere un aprendizaje por parte del niño, que puede demorarse, lo normal es esperar un margen de tiempo (hasta los 5 años) para diagnosticar el problema de la enuresis.

3- ¿Qué ocurre si no se trata la enuresis en los niños?

Durante mucho tiempo se creía que los problemas psicológicos eran la causa de la enuresis. Hoy sabemos que los casos de problemas emocionales que sufren estos niños son la consecuencia y no sólo la causa de la cama mojada. La falta de control de esfínteres entre los niños puede llevarles a un nivel bajo de autoestima, problemas de sociabilidad, problemas de ansiedad relativa, inhibiciones para dormir fuera de casa, sentimientos de aislamiento y depresión, además de sentimientos de fastidio en los padres.

4- ¿Cuando se debe llevar el niño al médico?

Cuando el niño moja la cama, los padres deben dar pasos esenciales para solucionar el problema: reconocerlo, tratarlo con normalidad, y buscar orientación médica. Deben llevar el niño al médico cuando su falta de control de la orina esté influyendo negativamente en su comportamiento y en el de su familia; cuando tras un periodo largo de control el niño vuelva repentinamente a mojar la cama; cuando la orina presente mal olor; si presenta escozor o dolor al hacer pis; si orina muchas veces aunque sea en pequeñas cantidades; o si padece de un estreñimiento importante.

5- ¿Por qué se debe llevar el niño al médico?

La cama mojada durante la noche no es una enfermedad sino un síntoma y como tal debe ser tratado por el especialista. Se debe llevar el niño al médico para evitar que el problema genere aún otros problemas. Los problemas emocionales son una de las consecuencias de la enuresis infantil. Los niños no saben lo que les pasa y a la vez deben luchar a diario contra la vergüenza de amanecer mojados y con el desconcierto de no poder controlarlo. En consecuencia, sufren una disminución de la autoestima con sentimientos de culpa y de frustración. Esta situación podrá llevarles a desarrollar trastornos de conducta, problemas de ansiedad y depresión, miedos y aislamiento. El medico entrevistará a los padres sobre los hábitos de micción de sus hijos, hará una exploración física completa al niño, antes de establecer un tratamiento.

6- ¿Es lo mismo hacerse pis encima durante el día que durante la noche?

Mojar la ropa de día y la cama de noche no es lo mismo que mojar solamente durante el sueño nocturno. Existen síntomas diurnos, que muchas veces no son percibidos por la familia que pueden asociar los problemas de control de la orina con una actividad vesical inadecuada. Por ejemplo, mojar la ropa durante el día con pequeños escapes de orina acompañados con un deseo imperioso de orinar, o cuando el niño hace maniobras para retener la orina: cruzar las piernas, agacharse poniendo su talón contra la vulva, dar saltos en el mismo lugar, etc. También hay que evitar comentarios familiares como: 'se moja porque es un vago', 'se hace pis encima porque es un distraído', porque pueden llamar la atención y confundir las señales. De todos modos, lo mejor es consultar al medico.

7- ¿Cuáles son los efectos de la enuresis sobre los niños y sus padres?

La enuresis afecta de diferentes formas a los niños según la edad que tengan, como también a sus padres:

- A los niños de 5 años: alteraciones conductuales e infelicidad. A sus padres, insomnio y agresividad.
- A los niños de 10 años: Marginación, sentimiento de culpa, de frustración, humillación y estrés. A sus padres, ansiedad, sobreprotección, tensión emocional, estrés familiar, sentimiento de culpa.

Si no se trata la enuresis, los niños pueden presentar problemas más graves como, dificultades para relacionarse, aislamiento social, insomnio y depresión.

8- ¿La enuresis se transmite de padres a hijos?

Aunque no se conoce ningún gen asociado al trastorno, suele existir una tendencia familiar. Hasta un 60 por ciento de niños que presentan enuresis nocturna primaria tienen un hermano (más frecuente si son gemelos) o un progenitor que haya tenido ya el problema. De hecho, si los dos padres controlaron la orina por la noche más tarde de lo normal, es probable que el niño moje la cama más allá de los 5 o 6 años.

9- ¿La enuresis tiene cura?

La mayoría de los niños que mojan la cama se curan. La enuresis nocturna es un trastorno común, benigno y auto-limitado. Cuánto antes se trate, más rápidamente se conseguirá una solución positiva.

10- ¿Qué se puede hacer en casa para que el niño controle el pis?

Existen algunos consejos y trucos para hacer con que el niño deje de hacerse pis, como por ejemplo: dejar de darle líquidos por la noche, limitar su consumo de cafeína, chocolate, y bebidas colas, principalmente en la noche, invitar al niño a ir al baño antes de irse a dormir, escuchar sus opiniones, ofrecerle (no obligarle) ropa interior desechable para la noche, elogiarle cuando no se orine por la noche. También es aconsejable utilizar algún sistema de alarma cuando la cama se moja, jugar con el niño a retener a la orina, y pedirle que cambie las sábanas de su cama cuando él se orina en ella. Estos consejos pueden o no surtir algún efecto.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud