La enuresis y el diario de bebidas del niño

Cómo controlar la cantidad de liquidos que ingiere el niño

  • compartidos

Hacer un diario de las bebidas que consume el niño durante el día, podría ayudarle a entender que lo que ingiere su cuerpo mientras está despierto puede incidir sobre su control de esfínteres mientras duerme. Es una adecuada forma para ayudar al niño a que sepa por qué unas noches él moja la cama y otras no, y así tener más control sobre el consumo de líquido.

Cómo se hace un diario de ingesta de líquidos

Un diario de ingesta de líquidos es muy apropiado para los niños con enuresis. Con este diario, el médico del niño podrá orientarse mejor y ayudar al niño a que deje de mojar la cama. Para hacer un diario de bebidas, simplemente tendrán que apuntar informaciones diariamente.

Anotar:
- El día
- La hora que el niño consume líquidos (a partir de las 5 de la tarde hasta la hora en que el niño se va a la cama).
- Qué tipo de bebida consume: Bebida gaseosa, leche, agua, bebida caliente, zumo o zumo de fruta.
- La cantidad (en vasos) que ha consumido el niño.

Si pinchas en el cuadro abajo podrás acceder al gráfico de DryNites, y realizar allí mismo el diario de bebidas de tu hijo.

Diario de bebidas


Para guardar un registro en el diario de ingesta de líquidos, inicia la sesión y después pulsa sobre el botón de guardar. Para recuperar registros anteriormente guardados del diario sólo tienes que iniciar la sesión, seleccionar la fecha correspondiente y pulsar el botón de 'Marcar día'. Tendrás a la vista el diario de ingesta de líquidos guardado. También puedes imprimir varias copias del diario y rellenarlas a mano.

Algunas consideraciones importantes:

- Algunas bebidas, como los refrescos de cola, contienen ingredientes, como la cafeína, que estimulan la producción de orina de los riñones.
- Beber cualquier cosa muy poco tiempo antes de la hora de acostarse puede dar lugar a accidentes nocturnos.
- Además, algunos líquidos, como el zumo de tomate, pueden irritar la vejiga, lo cual también puede dar lugar a una necesidad de orinar más frecuente.

No te olvides nunca de asegurarte de que tu hijo ingiere líquidos suficientes, en especial durante el día (la ingesta diaria de líquidos recomendada para niños es de entre 7 y 8 tazas al día) y mientras están en el colegio, y no sólo cuando terminan las clases por la tarde.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud