El papel de los padres frente a la televisión

Cómo controlar el tiempo y el tipo de información que reciben los niños de la televisiñon

  • compartidos

De los 4 a los 5 años de edad, los niños establecen hábitos permanentes y características emocionales, a través de la imitación y la identificación. La imitación es consciente, pero la identificación es inconsciente y ocurre por la adopción de pautas de conducta y actitudes de personas significativas para el niño. Por esa razón, es necesario estar vigilantes respecto a los efectos de la televisión en el niño y específicamente en cuanto a la violencia televisiva.

Las escenas violentas pueden generar conductas agresivas en los niños, por el simple hecho de aprenderlas e imitarlas. Si los padres están de acuerdo con que sus hijos vean la televisión, primero deben estar seguros del contenido de los programas que ven sus hijos y del tiempo que dedican a ver la televisión.

El papel de los padres frente a la televisión

Padres y niños ven la tele

El padre y la madre deben ser compañeros de su hijo, ayudando a los niños a tener criterio delante de la televisión. Y además deben:

- Asistir a los programas de televisión con ellos.
- Eligir programas apropiados para el nivel de desarrollo del niño.
- Poner límites a la cantidad de tiempo: no más que una o dos horas al día.
- Apagar la televisión durante las horas de la comida y de los estudios.
- Evitar los programas cuyo contenido no sea apropiado para los niños.
- Impedir que vean programas con violencia explícita. Las telenovelas, noticiarios o dramas pueden causar sufrimientos innecesarios a un niño.
- Estimular discusiones con los hijos sobre lo que están viendo mientras miran a los programas juntos.
- Señalar los valores positivos como la cooperación, la amistad...
- Hacer conexiones de lo que están viendo con situaciones reales o de estudio.
- Relacionar sus valores personales y familiares con los que ven en la televisión.
- Discutir con los niños sobre el papel de la publicidad y su influencia en las compras.
- Estimular al niño para que practique deportes, tenga pasatiempos y amigos de su misma edad.
- Grabar programas de calidad para verlos en otro momento.
- Encender la televisión para ver algún programa específico.
- Crear el hábito de apagar la televisión cuando se termina el programa.
- Evitar los dibujos animados que muestren a sus personajes sufriendo. Eso es muy común en las grandes películas de dibujos animados, en las que el niño se angustia al identificarse con el personaje. No hay evidencia de beneficios en que un niño sufra al ver una película infantil.
- Enseñar qué es la ficción en contraposición a la realidad: los personajes en las películas son interpretados por actores y no por personas reales.

Películas para ver en familia

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud