Qué nos dicen las uñas de los niños de su estado de salud

  • compartidos

El estado de salud de un niño también se puede evaluar a través de la observación visual de diferentes partes de su cuerpo: a través de la coloración de la piel, de la lengua o de las pupilas.

Pero hay otra parte del cuerpo que nos revela muchos datos sobre la salud en la infancia: son las uñas. Nos indican carencia de vitaminas en la dieta, falta de hierro, problemas circulatorios o infecciones.

La salud del niño a través de la observación de sus uñas

Las uñas de los niños

A través del color, brillo, textura o forma de las uñas de los niños los padres podemos identificar cómo es el estado general de salud del niño. A todos nos ha pasado aquello de tener marquitas blancas en las uñas, o que las tengamos más blandas se rompan con facilidad. A veces tenemos tantas cosas que no hacemos caso a estas pequeñas señales, pero si observamos cambios en las uñas, ellas nos hablarán:

- Manchas blancas en las uñas: esas pequeñas manchas blancas que aparecen en las uñas tienen nombre, se conoce como leuconiquia. Tradicionalmente se pensaba que se debía a la falta de calcio, sin embargo, la causa suele ser pequeños golpes que recibe la uña en su base, que es donde se forma. Al crecer esos golpes quedan más visibles. Lo único que se puede hacer es dejar crecer la uña hasta que desaparezca.

- Uñas amarillentas: puede deberse a factores como diabetes, infección por hongos o psoriasis. El caso más generalizado en la infancia son los hongos, en cuyo caso debemos consultar al pediatra para que pueda prescribir un tratamiento adecuado.

- Uñas blandas y quebradizas: sucede cuando al niño se le rompen con facilidad y está relacionado con la falta de vitamina A, B o C, que ayudan a producir una proteína que refuerza las uñas. Conviene introducir en la dieta más alimentos que contengan estas vitaminas.

- Uñas que crecen boca arriba: son síntoma de que la sangre no puede llegar al centro de la uña, lo que nos indica una falta de hierro en la dieta del niño.  

- Uñas azuladas: suelen estar relacionadas con problemas en el sistema circulatorio, respiratorio o cardíaco. También es signo de poca oxigenación en la yema del dedo que ocurre al estar en un ambiente muy frío. Si no desaparece, es necesario consultar al pediatra.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud