Qué nos dice la lengua del estado de salud del niño

  • compartidos

'¡No se saca la lengua!', es una de las frases que solemos decir a nuestros hijos para enseñarles lo feo de esta conducta. Sin embargo, en Guiainfantil.com en esta ocasión, vamos a pedir a nuestros hijos que la saquen. ¿Por qué? La lengua es una de las partes del cuerpo que mide mejor la salud del cuerpo y a través de su color y textura podemos saber más sobre el estado de salud de los niños.

Saca la lengua y te diré sobre tu estado de salud

Saca la lengua y te diré qué te ocurre

Cuando eran bebés, mis hijos pasaron por una época en la que su lengua aparecía blanquecina, resultó ser un hongo y tuve que limpiarles con una toallita húmeda, hasta que desapareció. Yo solía tener llagas muy frecuentemente de pequeña en la lengua y fue el síntoma de una anemia. Y es que la lengua, nos dice mucho sobre nuestra salud.

La lengua tiene que estar rosada, húmeda y lisa, si no lo está podría indicar alguna enfermedad. Uno de los exámenes más habituales en las consultas de pediatría es el de la lengua. El médico suele pedir al niño que la saque para observarla ya que este órgano puede revelar si tiene anemia, deshidratación, déficit de vitaminas o problemas renales.

- Lengua blanquecina: puede deberse a varias causas, entre ellas falta de higiene dental, para evitarlo debemos enseñar a los niños a realizar una buena higiene bucal, lengua incluida. También puede deberse a la halitosis, que aunque no es frecuente en la infancia, sí puede darse después de una amigdalitis o faringitis. Otra causa es la candidiasis, un hongo, o por una alimentación con exceso de azúcar. E incluso la deshidratación tiene como síntoma la lengua blanca.

- Puntos blancos: también puede ser debida a la candidiasis, una enfermedad común en niños y mayores. Ocurre cuando la resistencia a esta infección en la boca disminuye, puede ser por la ingesta de antibióticos u otros medicamentos.

- Lengua agrietada: las fisuras en la lengua suelen ser síntoma de diabetes, aunque también puede ser hereditaria e incluso por estrés  o alergia a ciertos alimentos.

- Lengua muy roja: suele ser debido a una deficiencia vitamínica, en concreto de ácido fólico y vitamina B12.

- Lengua geográfica: se llama así porque salen una serie de manchas de color irregular, como si fuera un mapa. No se conoce bien el por qué aunque se apunta a que se trata de una deficiencia de vitaminas del grupo B.

- Lengua con llagas: ocasionalmente la lengua de los niños puede presentar unas molestas aftas que les impiden comer bien. Pueden ser debidas, además de a algún mordisco accidental, a una deficiencia de vitamina B12, carencia de hierro, anemia, enfermedad celíaca o infección viral. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud