Motivos por los que los padres llevan a sus hijos al psicólogo

  • compartidos

En el Centro de Psicología Álava, se ha realizado  un estudio para saber cual era la demanda principal por la que las familias acudían al centro en el área infanto-juvenil. El estudio ha estado basado en 515 casos analizados. Y los resultados revelan que el principal motivo de demanda eran los problemas de conducta, seguidos de las dificultades de aprendizaje, y los problemas de ansiedad, y de falta de habilidades sociales. 

¿Por qué llevan los padres a sus hijos al psicólogo?

Por qué llevan los padres a los niños al psicólogo

1º. El primer lugar, lo ocupan los problemas de conducta.  Suele tratarse de niños a los que les cuesta interiorizar las normas y los límites, les cuesta obedecer, cuestionan la autoridad, retan a los padres… y estos se ven muchas veces desbordados por la situación, y ven que necesitan ayuda para solventar el problema, o se plantean que tiene que haber una forma más fácil de conseguir el buen funcionamiento diario. 

En estas situaciones,  el desgaste emocional, tanto para los padres como para los hijos, es muy fuerte. Por lo que convienen realizar una terapia familiar, tanto con los padres, (a los que se les orienta, se le indica como manejar la situación, con pautas claras y precisas); como con los niños, enseñándoles habilidades y estrategias de autocontrol emocional.

2º. El segundo motivo de demanda de consulta son las dificultades de aprendizaje. Niños que no van bien en el colegio, que les cuesta estudiar, o que tienen dificultades de atención. En estos casos hay que realizar una evaluación en profundidad de las dificultades que tienen, saber cuales son su puntos fuertes, en que procesos tienen dificultades, para poder establecer un correcto diagnóstico, y fijar un programa de reeducación de aprendizajes específico para cada niño. 

3º. El tercer motivo de demanda en el área infanto-juvenil, son los problemas de ansiedad. Aunque este problema es más común llegando a la adolescencia, también es elevado el número de niños en edades más tempranas que vienen por ese motivo. Pueden ser niños que se ponen muy nerviosos ante los exámenes, que tienen poco autocontrol, baja tolerancia a la frustración… o que están viviendo situaciones complicadas como un divorcio, problemas con compañeros, problemas familiares… 

En estos casos hay que trabajar con los niños entrenando el manejo emocional, que aprendan a gestionar sus emociones, y controlar su ansiedad. Pero también con los padres, para que sepan como ayudar a sus hijos en estas situaciones. 

4º. El cuarto motivo de demanda, es el entrenamiento en habilidades sociales. Se suele tratar tanto niños como adolescentes especialmente tímidos e inseguros que les cuesta relacionarse con los demás, y que necesitan entrenamiento en este aspecto.

Otros motivos frecuentes son la enuresis (niños que se hacen pis en la cama), niños con baja autoestima y muy inseguros, a los que hay que dotar de seguridad e incrementar su autoestima; problemas de fobias y de miedos, problemas de sueño como pesadillas, terrores nocturnos… o celos. Los problemas de celos no ocurren solo cuando los niños son pequeños, en muchas ocasiones continúan en la adolescencia, y aunque con la edad cambie la forma de expresar dichos celos, la base suele ser una competencia con los hermanos por la atención de los padres.

Silvia Álava Sordo, psicóloga

Silvia Álava Sordo, psicóloga
Directora del Área Infantil 
del Centro de Psicología Álava Reyes Consultores
Colaboradora de GuiaInfantil.com

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud