Qué nos dice de los niños su forma de dormir

  • compartidos

Sobre el sueño hay cientos de investigaciones, estudios y análisis. Uno de ellos está relacionado con la postura que utilizamos cuando dormimos, y es que, según el investigador Chris Idzikiwsky, coordinador en el Instituto del Sueño del Reino Unido, la postura está relacionada con una personalidad determinada. Por lo tanto, la posición que adoptan nuestros hijos en la cama, puede revelar mucho sobre su carácter.

Dime en qué postura duerme tu hijo y te diré cómo es

Postura para dormir y la personalidad

Al recién nacido, que todavía no es capaz de moverse por sí mismo, debemos colocarle nosotros boca arriba, sin embargo, a medida que crece, va adoptando la postura que más cómoda le resulta. Los hay que duermen, como mi hijo mediano, que parece que vayan a descoyuntarse, algunos no paran y adoptan todas las posturas posibles e incluso otros no se mueven desde que cierran los ojos. Sea como fuere, los expertos dicen que pueden saber sobre la personalidad de niños y adultos según sea la postura que se adopte al dormir. Estas son las 6 más comunes:

Posición fetal: de lado y con las piernas encogidas sobre la tripa. Es una de las posturas más comunes y ese instinto de acurrucarse está relacionado con la sensibilidad. Los niños que adoptan esta postura pueden parecer tímidos al principio, pero cuando ganan confianza son cariñosos. También son emocionales

Posición tronco: de costado y con las piernas estiradas y juntas. Son niños sociables y les encanta relacionarse con otros niños, les gusta participar del grupo y confían en los demás. Son niños desinhibidos, relajados y un poco inocentes.

Posición anhelante o melancólico: de costado con la espalda está recta pero las piernas se doblan un poco hacia delante y las manos permanecen estiradas hacia el frente aunque alguna puede ir debajo de la almohada. Son personas con personalidad algo más compleja, son amistosos y sociables pero son más desconfiados. Cuando toman una decisión es complicado hacerles ceder, son los clásicos 'cabezotas'.

Posición del soldado: son niños que duermen boca arriba, con las manos estiradas junto al cuerpo y las piernas un poco separadas. Son seres más reservados y callados, se muestran introvertidos y no les gusta mucho hablar de ellos mismos. Son niños leales y valoran mucho los lazos que establecen con los demás.

Postura de caída libre: se llama así porque parece que han caído desde el cielo. Duermen boca abajo con la cabeza girada hacia un lateral y las manos arriba bajo la almohada. Son niños independientes y amantes de la libertad, no les gusta que les digan lo que tiene que hacer ni tampoco le gustan las críticas.

Postura estrella de mar: tumbados sobre la espalda con los brazos estirados hacia arriba y rodeando la almohada. Es la postura menos utilizada y los niños y adultos que duermen así son altruistas, generosos y con buenos sentimientos. Hacen amigos con facilidad ya que suelen interesarse por los demás, pero prefieren no ser el centro de atención y suelen quedarse en un segundo plano cuando están con amigos.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud