Madre subrogada no aborta y demuestra que el Síndrome de Down es sólo una etiqueta

  • compartidos

Andrea Ott-Dahl fue la solución a los problemas de infertilidad de unas amigas que eran pareja y que llevaban intentando convertirse en madres desde hacía 6 años. Ella decidió ayudarlas y convertirse en madre subrogada y esto cambiaría su vida para siempre.

A los dos meses de embarazo, los médicos dijeron que la niña nacería con Síndrome de Down. Al conocer la noticia, las madres intencionales, decidieron que no querían que Andrea siguiese adelante con el embarazo, pero no les hizo caso y decidió que si la niña lograba nacer, estaría con ella para siempre. 

Madre subrogada se queda con el bebé al ser rechazado por tener Síndrome de Down

Madre subrogada se queda con la niña con Síndrome de Down

Las madres intencionales amenazaron con demandar a Andrea por querer seguir adelante con el embarazo, pero no lo consiguieron porque, cómo explica Lori Meyers, abogado especializado en derecho de subrogación. 'no hay juez en el mundo que obligue a una madre subrogada a someterse a una interrupción del embarazo simplemente por firmar un contrato'.

Andrea y su mujer Keston comenzaron a plantearse lo que supondría educar a una niña con Síndrome de Down. Vieron vídeos, investigaron, leyeron y se dieron cuenta de que los niños con esta discapacidad pueden vivir una vida exitosa y satisfactoria, ellos pueden lograr también cosas increíbles.

Delaney consiguió vencer todas las complicaciones imaginables durante el embarazo y nació en julio de 2013. Hoy en día Delaney crece como cualquier otra niña y además está consiguiendo grandes logros y éxitos, incluso realiza progresos mucho antes que otros niños con Síndrome de Down.

Delaney es como cualquier otra niña de 2 años: construye oraciones de cinco palabras, le gusta hacer travesuras, baila, juega con sus hermanos, se enfada, ríe, llora...

Vídeo mensaje de Delaney

Las madres de Delaney han creado este vídeo para mostrar y ayudar a otros padres, Andrea explica que 'no hay que perder la esperanza, el Síndrome de Down es una etiqueta, y eso es lo que hace la sociedad, determina lo que las personas pueden y no pueden hacer en función de esa etiqueta'.

 

Toda su experiencia con Delaney inspiró un libro titulado 'Saving Delaney: from Surrigacy to Family' escrito por Andrea y Keston. Toda esta iniciativa pretende dar esperanza a otros padres con Síndrome de Down y concienciar a la sociedad en torno a la idea de que ellos pueden lograr grandes éxitos y los límites se los ponemos los demás. Pueden ser actores, empresarios, cantantes, pintores o cualquier otra cosa que se propongan. 

Y es que, para la voluntad no existen fronteras ni límites.

El cazo de Lorenzo. Discapacidad infantil

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud