Wet combing o cómo eliminar los piojos sin productos químicos

  • compartidos

No hay nada más desagradable que encontrarse a esos horripilantes bichitos en la cabeza de tu hijo... ¡piojos! Parece mentira que, con lo pequeños que son, resulten tan resistentes. Acabas con ellos y a la semana siguiente... ¡piojos de nuevo! Al final, acabas harta de utilizar tanto producto químico que acaba con los piojos, sí, pero destroza el pelo y el cuero cabelludo del niño.

Pero hay un remedio, laborioso pero eficaz, que no usa productos antipiojos, sino crema suavizante. Sí, como lo oyes. El infalible método natural contra los piojos tiene nombre: Wet Combing.

Qué es el método Wet Combing contra los piojos y cómo se utiliza con los niños

Padre lava pelo a niño

Para acabar de una vez por todas con los piojos sin usar productos antipiojos, necesitas tres cosas: crema suavizante, una lendrera y  mucha paciencia. Si las tienes todas a mano, ya puedes empezar. 

Wet combing significa 'peinar en húmedo', y es un método eficaz para eliminar piojos y liendres. Consiste en lavar el pelo a tu hijo o hija y embadurnar bien con crema suavizante toda la cabeza. ¿Quieres aprender a hacerlo? Sigue estos pasos para conseguir una cabeza limpia de parásitos.

3 pasos para acabar con los piojos con el método wet combing

1. Puedes usar mascarilla para el pelo o crema suavizante. Con el pelo húmedo, comienza a masajearla por el pelo. El truco consiste en echar mucha crema o suavizante, que quede una capa densa. El objetivo es inmovilizar a los piojos, así que no te cortes a la hora de echar suavizante. Los piojos quedan atrapados y no pueden moverse. Además, se escurren con facilidad por culpa de la acción suavizante de la crema. 

2. Ahora, te toca pasar a la acción: coge el peine o lendrera y pásalo por todo el pelo. Los piojos aparecerán y no muertos, sino vivos. La crema no les mata, pero sí permite que les captures. También te permitirá atrapar y eliminar las liendres

3. Cuando hayas terminado de pasar bien la lendrera por todo el pelo, aclara el pelo con abundante agua. 

Este método necesita tiempo, sí, y paciencia. No basta con un día. Tendrás que repetir la operación cada dos días, durante dos semanas... En realidad, no dejes de lavar el pelo a tu hijo con el método wet combing hasta que veas que no sale ningún piojo y ninguna liendre. Entonces sí, podrás estar tranquilo. ¡Acabaste con los piojos!

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud