Repeler a los piojos en el colegio

  • compartidos

La prevención contra los piojos empieza en casa, pero continúa en el colegio donde el contagio es masivo. Ayer me contaba mi hijo que en clase habían hablado sobre piojos y que, luego, la enfermera les había puesto a todos en fila y con la ayuda de dos profesoras más habían estado mirando las cabezas de todos los niños.

A algunos les daban un papel que tenían que entregar a sus papás, donde les comentaban que habían detectado piojos en la cabeza de su hijo y que debían iniciar el tratamiento pediculicida cuanto antes. Y es que tan importante como el tratamiento es la detección a tiempo para evitar que toda la clase acabe infestada de piojos y los niños se vean obligados a convivir durante demasiado tiempo con estos parásitos, ya que el ritmo de reproducción de estos bichitos es vertiginoso. Las hembras pueden poner una media de 8 huevos al día, lo que supone más de 50 huevos a la semana y unos 300 durante toda su vida reproductiva que dura aproximadamente 40 días. 

Una clase de piojos para los niños

Piojos en la cabeza de los niños

Al mismo tiempo que los padres aprendemos sobre el ciclo vital de los piojos, me parece una excelente idea que los niños sepan más cosas sobre ellos. De este modo, el control sobre la detección de estos parásitos no es tan ajeno para ellos y son conscientes de que hay que pasar un ratito en el baño para impedir que los piojos se reproduzcan a sus anchas en su cabello.

La melena de las niñas es un punto y aparte, por lo dificil que resulta ser minucioso a la hora de inspeccionar el pelo largo, sobre todo, cuando poseen un cabello abundante o rizado. Por este motivo, es importante tomar todas las medidas de prevención a nuestro alcance para evitar el contagio. Llevar el pelo recogido, no compartir peines ni cepillos, gomas y coleteros, evitar acercar las cabezas durante los juegos y dejarse pasar la lendrera por mechones para detectar posibles piojos son algunas de las recomendaciones que los profesores han dado en clase a los niños.

Y es que para evitar que el círculo vicioso del contagio de los piojos en el colegio dure hasta diciembre, lo mejor es prevenir a tiempo. A la salida de clase, el comentario de las madres se basaba en la desesperación porque la mayoría ya no sabe qué hacer. Muchas mamás hemos visto una luz al final del tunel con los repelentes. Una solución en spray, fácil de usar, que pone en el cabello por las mañanas antes de ir al colegio y que protege todo el día. Algunas marcas aseguran repeler a los piojos durante 5 días, siempre que el niño no sude, ya que la humedad anula su efecto y que el niño no se duche o se bañe, cosa que tampoco es habitual, ya que el baño es un placer para los niños y se realiza a diario. 

Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud