Por qué los piojos no parecen morir nunca

  • compartidos

Da igual que sea invierno, verano, otoño o primavera. Los piojos sobreviven al frío, el calor extremo e incluso se les ve nadando en el agua de las piscinas. Parecen inofensivos y se tornan en indestructibles. Y sobre todo, en una pesadilla para los padres. Sí, hablo de los piojos

Existen miles y miles de padres desesperados que ya lo han probado todo: lociones químicas con permitrina, fenotrina y malatión, vinagre, árbol de té, los nuevos productos basados en siliconas que asfixian al piojo... Y al poco vuelven a resurgir como de las cenizas. Otra vez la invasión. Pero... ¿por qué parece como si los piojos no murieran nunca?

Los piojos se vuelven resistentes a algunos tratamientos

Niño que se rasca cabeza

Los piojos, como muchos otros parásitos, se vuelven resistentes a algunos componentes. Al principio, la loción parece eficaz, pero los piojos se van adaptando al nuevo enemigo y sobreviven. Esto es así. Por eso hay que probarlo todo.

Yo he hablado con madres y padres totalmente desesperados, que ya no saben qué hacer, porque embadurnan cada semana a sus hijos con productos químicos que les destrozan el pelo, les pasan una y otra vez la lendrera y antes de irse a la escuela cada día, vaporizan sobre la cabeza sin restricciones el árbol de té (con ese olor tan fuerte incluso para las personas). Y no hay manera, los piojos siguen ahí. 

Tal vez, después de tantos logros de las industrias farmacéuticas, haya que volver a los remedios caseros, a los remedios de nuestras abuelas, e imitar a los animales a la hora de despiojar a sus crías. ¿Os habéis fijado en cómo lo hacen gorilas y chimpancés? La mamá gorila se pasa el día arrancando liendres del pelo de su cría. Su arma: las uñas. Los animales son muy listos. Lo tienen claro: si no te deshaces de la liendre, no consigues nada

Mi abuela siempre me dijo que el mejor remedio contra los piojos, es el vinagre. Claro, que hay que saber usarlo. No sirve aclarar el pelo con un chorro y ya está. Hay que usarlo como el resto de lociones, con gorro de ducha incluido. Medio vaso de vinagre mezclado en medio vaso de agua en el último aclarado. Se tapa la cabeza del niño con un gorro y se espera una media hora. Y luego, hay que eliminar las liendres, una a una. Y no basta el peine. Hay que usar las uñas. Y ahí es realmente donde radica el éxito. Muy pocos productos consiguen matar las liendres. Y si quedan huevos.. 

Una vez leí que los únicos animales que sobrevivirían a una hecatombe mundial, serían las cucarachas. Empiezo a tener mis dudas. ¿Y los piojos? Capaces les veo de hacerse fuertes y superarlo todo. Experiencia de madre.

Dibujos para colorear de objetos del baño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud