Los hijos se parecen más a los padres que a las madres

  • compartidos

¿A quién se parece más tu hijo? Los ojos, el pelo, los gestos... la forma de ser. ¿De quién heredó más? Pues según los últimos estudios, tu hijo debería parecerse más... ¡al padre! 

En un principio puede que pienses... 'eso es una lotería. La genética es azar'.... pero los investigadores han conseguido demostrar que el hombre aporta más carga genética que la mujer a sus descendientes. 

Por qué los hijos se parecen más al padre

Los bebés se parecen a los padres

El estudio, elaborado por científicos de la UNC School of Medicine (Estados Unidos), podría ser muy importante a la hora de estudiar el comportamiento y desarrollo de enfermedades heredadas. Hasta ahora se conocía que existen 95 genes llamados genes impresos que se heredan, tanto de la madre como del padre. Esta investigación aporta además otra serie de genes que se heredan del padre. Estos genes podrían aportar algo más de luz en el estudio de ciertas enfermedades

De hecho, según el responsable del estudio, el Doctor Fernando Pardo-Manuel de Villena, las investigaciones actuales que se realizan con ratones se centran en las mutaciones de genes adquiridos tanto de padres como de madres, pero no se tiene en cuenta esa predisposición de heredar la carga genética paterna. Es decir, existen mutaciones genéticas que vienen sólo y exclusivamente de los padres. 

¿Y qué tipo de estudios de enfermedades podrían beneficiarse de esta nueva teoría? Muchísimas: desde la diabetes de tipo 2 hasta enfermedades de corazón, esquizofrenia, obesidad... y cáncer.

Los científicos han demostrado con ratones que la mutación genética muestra un desequilibrio en favor de la herencia paterna. Y que las mutaciones son diferentes en función de si el gen es heredado del padre o de la madre.

Qué se hereda de los padres

La carga genética es muy evidente en muchos casos, tanto en los rasgos físicos como en el llamado temperamento. ¿Sabes la cantidad de cosas que heredamos de nuestros padres?

1. Rasgos físicos. No sólo hablamos del color de los ojos, la voz o de la textura y cantidad de pelo. Se heredan lunares, manchas concretas en la piel, o esa peculiar forma de los dedos del pie. 

2. Gestos y tics. En este caso, no sólo es herencia genética sino aprendizaje. Muchos de los tics los desarrollamos por observarlos en nuestros padres desde bebés. Esa forma de sujetar la barbilla al hablar o de tocarnos la oreja...

3. Ciertas habilidades. Por ejemplo, esa capacidad de separar todos los dedos del pie que sólo determinadas personas poseen, o de cerrar en un círculo perfecto la lengua al sacarla... ¿Piensas que es algo tuyo? Pide a tu padre o a tu madre que lo intenten... ¡te sorprenderá!

4. Enfermedades. Esta es la parte que a nadie le gustaría heredar. Sin embargo, existen cientos de enfermedades con un alto porcentaje hereditario. Entre ellos, la hipertensión, el colesterol o el cáncer.

5. Temperamento e inteligencia. Sí, la personalidad se construye a lo largo de toda la infancia y adolescencia. Pero existe algo llamado temperamento que también se hereda. Y según recientes estudios, podemos incluir en la lista de 'regalos' heredados... ¡la inteligencia! 

Ahora bien, ahora ya sabes, que en parte de esta herencia tiene más que decir el padre. Aunque puede que no sea en el físico, tal vez sea en la forma de ser... o esa facilidad que tiene con los números y el cálculo mental. Observa y saca tus conclusiones.

Mamás y papás famosos con hijos gemelos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud