Los payasos y su poder curativo para los niños enfermos

  • compartidos

El mágico poder de una sonrisa. Un niño enfermo puede sufrir estados de miedo, depresión y decaimiento. Así como sus padres. Si en tu familia están pasando por algo similar, queremos que conozcas la misión de los payasos de hospital. Invitamos a Juan Manuel Múnera, director de la Fundación Mediclaun Colombia, también conocido como el payaso 'Ping Pong', para que nos hablara de esta noble misión de sanar a los niños enfermos con una sonrisa. Los doctores de la nariz roja trabajan con alegría, su mejor medicina.

Un momento de felicidad para un niño enfermo

Payasodehospital

 - Libera endorfinas: Según Juan Manuel lo importante de la risa y la felicidad es que estimulan una hormona que tenemos que es la endorfina, que se trata de un líquido natural más fuerte que la morfina y que no produce daño cerebral ni adicción, lo que hace es darnos felicidad, bienestar y dejar nuestro cuerpo muy relajado.

 - Se enferma el cuerpo pero no el alma: Juan Manuel dice que los papás deben saber que el niño está enfermo biológicamente pero tiene aliviado su espíritu y su fantasía, por eso recomienda la cariñoterapia. Aconseja a mantener a los niños siempre atendidos, alegres y positivos porque están en un hospital y tienen que estar allí para que lo protejan, para que lo cuiden.

 - Un regalo para los niños: Para este payaso de hospital el mejor regalo para un niño enfermo es la familia y que otros lo llamen por su nombre, por lo que recomienda que en conjunto 'trabajemos con esa ilusión y esa fantasía de ese niño y seguro que él va a estar mucho mejor en este espacio; tanto en el hospital como en la casa. Es dar esa confianza, un cariño, un amor, un afecto', al niño enfermo.

 - El papel de los papás: Según Juan Manuel o 'Ping Pong', 'el niño es un ser que sabe que está enfermo y es la primera persona que acepta como está. Nosotros los adultos somos los que nos damos a la tragedia'. Afirma que las familias de los niños que se muestran confiados y seguros los ayudan en su proceso de recuperación. 

 - El niño siempre se comunica: En su experiencia como payaso hospitalario dice que los niños hospitalizados no tienen que reírse, algunos incluso por su condición no pueden hacerlo, pero ellos levantan la ceja o con una mirada expresan su atención. Lo que hacen estos payasos terapéuticos es mirarlos a los ojos y decirles con sus actos “usted es un ser valioso y hoy estamos aquí pero mañana vamos a estar mucho mejor”.

Afirma que el papel de los payasos hospitalarios cada vez es más importante y más profesional, es por eso que se están implementando leyes en lugares como Argentina, específicamente en Buenos Aires, para que los hospitales tengan payasos de hospital en los pabellones pediátricos.

Finalmente nos aconseja 'Ping Pong' o Juan Manuel Múnera, que de manera preventiva papás e hijos nos riamos más pues atacamos el estrés que nos envejece, oxida y daña nuestro cuerpo, y que finalmente nos lleva a un hospital. 

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud