Aumenta la alergia de los niños a los ácaros del polvo

  • compartidos

¿Quién no ha estornudado alguna vez limpiando o estando en contacto con el polvo doméstico? En general, esta reacción es una alergia a los ácaros del polvo doméstico, que son animales microscópicos, invisibles a simple vista, que se alimentan principalmente de caspa de humanos y mascotas. 

La alergia a los ácaros del polvo doméstico es la primera causa de alergia respiratoria en los niños europeos y puede afectar tanto a su vida familiar como escolar.

Más niños con alergia a los ácaros del polvo

Niña con peluches

Los estornudos se producen como un intento de expulsar del organismo al agente que causa la alergia. Y es que sólo 2 milígramos de ácaros por gramo de polvo son suficientes para sensibilizar a un alérgico, y 10 milígramos por gramo de polvo pueden causar un ataque de asma. La alergia a ácaros del polvo afecta a los niños tanto a su vida familiar como escolar. En su habitación no pueden tener alfombras ni peluches, y en general, debe haber tener pocos juguetes... y en el colegio su estado de atención puede verse alterado, ya que la alergia a los ácaros puede producir somnolencia e incluso pérdida de audición.

Ansiedad, incomodidad, irritabilidad, incomprensión, rendición y sometimiento son algunos de los síntomas psicológicos de la alergia a los ácaros del polvo y los niños no saben cómo reaccionar ante ellos, según revela la Encuesta europea cualitativa sobre la alergia a los ácaros del polvo doméstico llevada a cabo por Stallergenes en España, Francia, Alemania e Italia.

Los ácaros del polvo doméstico pueden encontrar muchos lugares en una casa donde sobrevivir, como alfombras, cortinas, almohadas, libros y otras piezas de mobiliario y son sus heces, caparazones y cadáveres los que provocan las reacciones alérgicas, por lo que puedan temporalmente persistir los síntomas incluso después de erradicarlos.

La persistencia de los síntomas durante todo el año y su intensidad provocan que vean más afectada su calidad de vida que los niños alérgicos al polen, que suelen tener síntomas un máximo de 60 a 90 días al año.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud