Peligros a los que se enfrentan los bebés en la piscina

  • compartidos

Las imágenes son espeluznantes: un bebé nada en una piscina repleta de niños. Él tiene un flotador y se siente seguro. Pero en un momento dado, el flotador vuelca y el bebé es incapaz de escapar del agua. Nadie parece darse cuenta. Los niños juegan a su alrededor y la angustia aumenta en cada segundo que pasa. La piscina se transforma en prisión para el pequeño. Es un caso real y las imágenes nos llegan a través de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Vídeo del bebé que casi se ahoga en la piscina sin que nadie se de cuenta

Al ver este vídeo, te sacude un escalofrío. Después respiras con alivio ante la reacción de la niña 'salvadora' y piensas... 'podría pasarle a mi hijo'. Efectivamente, en la piscina basta un minuto, uno sólo, y nuestro bebé estará en peligro. Un descuido de los padres puede tener consecuencias terribles. La angustia por la que pasa este bebé en la piscina sirve de alerta para todos los padres. Esto es lo que puede suceder si no vigilas a tu hijo, aún llevando flotador o manguitos. Ninguno de los dos es un seguro exento de riesgos.  

El mejor seguro para el bebé cuando nada: la vigilancia de sus padres

Madre con bebé en la piscina

La piscina supone riesgos para el bebé, y los padres debemos conocerlos y estar alerta para protegerle.

- Riesgo de ahogamiento.

- Riesgo de contusiones

- Lesiones como consecuencia de tirarse mal a la piscina.

- Quemaduras solares e insolaciones.

- Infección por hongos.

- Complicaciones respiratorias por el cloro en niños asmáticos.

- Empeoramiento de la dermatitis.

- Otitis.

- Picaduras de insectos.

Cómo proteger al bebé de ahogarse en la piscina

El principal consejo es vigilar de forma continua al bebé. Al menos, cada diez segundos. Pero existen más recomendaciones. La Asociación Nacional de Seguridad Infantil insiste en prevenir accidentes infantiles de esta forma: colocar barreras o dispositivos de seguridad para que el bebé no pueda acceder solo a la piscina, enseñar a flotar y a nadar al bebé, alejar juguetes llamativos de la piscina... 

Si a pesar de todas estas medidas de prevención, si se produjera un accidente con el pequeño, es fundamental que sus padres sepan reaccionar: con maniobras de reanimación o bien llamando inmediatamente al teléfono de emergencias.

Dibujos para colorear de la playa

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud