Cómo rescatar a un niño con la cabeza atrapada entre barrotes

  • compartidos

Sin duda, una de las situaciones más angustiosas para un niño (y para sus padres) es la de quedar atrapado entre barrotes. Más aún si se trata de la cabeza. ¿Cómo reaccionar en ese momento? ¿Qué hacer cuando ves que la cabeza de tu hijo quedó atrapada y no es capaz de sacarla? 

Este vídeo nos enseña una posible manera de solucionar el problema. 

Un vídeo explica cómo sacar la cabeza de un niño atrapada entre hierros

En el vídeo se ve cómo al principio intentan sacar la cabeza del pequeño echándola hacia atrás. Si la cabeza entró por los barrotes de forma accidental, ¿cómo no sacarla por el mismo lugar? Pero no es tan fácil. La cabeza no cabe. ¿De qué otra forma pudo entrar el niño ahí? ¡De perfil! 

Ahora, según lo vemos, parece lógico. Si la cabeza es la parte más grande del cuerpo, ¿por qué no intentar introducir el cuerpo por los barrotes en lugar de insistir en sacar la cabeza? Aunque evidentemente, esta maniobra sólo funciona en el caso de que el niño sea menudo, y su cuerpo sea más pequeño que la cabeza. 

Pero, si no es posible utilizar este método, ¿qué más podemos hacer?

5 pasos para rescatar al niño atrapado entre barrotes

Niño con cabeza atrapada

1. No perder la calma: Evidentemente, lo primero es no perder la calma. Los nervios nos pueden llevar a tomar una decisión equivocada. En este momento, hay que intentar utilizar el sentido común y dejar los impulsos para otras situaciones que lo requieran. Recuerda que si tu hijo fue capaz de introducir la cabeza, el brazo o la pierna entre los barrotes, también será capaz de sacar la parte del cuerpo atrapada. Y si no es posible, siempre podremos pedir ayuda a los bomberos. 

2. Tranquilizar al niño: Hay que intentar calmar al niño, que evidentemente, estará muy nervioso. Los nervioso pueden hacer que se lesione sin querer. Muños niños intentan salir por sus propios medios y empeoran la situación. Los barrotes, recuerda, pueden producir asfixia

3. Estudiar la situación: Hay que observar la situación e intentar averiguar cómo fue capaz el pequeño de introducir allí la cabeza, el brazo o la pierna atrapada. Si conseguimos averiguar cómo entró, sabremos cómo puede salir.

4. Intentar que salga el cuerpo: En el caso de que el niño haya quedado atrapado por la cabeza, buscar la posibilidad de que pueda girarse para colocarse de perfil. Intentar que el pequeño introduzca el cuerpo entre los barrotes. Cuidado, sólo en el caso de que veas que el cuerpo cabe sin problemas. No le presiones o podrías empeorar la situación. 

5. Llamar a emergencias: Si a pesar de todos los intentos no se consigue sacar al niño atrapado, es el momento de llamar a los bomberos. Ellos disponen de un gato hidraúlico que utilizarán para doblar los barrotes o maquinaria específica para cortarlos y sacar al niño sin que sufra ningún daño. Si el niño quedó atrapado entre los barrotes de un balcón, lo mejor será llamar a los servicios de emergencia inmediatamente. 

Recuerda que en el caso de seguridad en el hogar, si tienes puertas o cunas con barrotes, éstos deberían tener entre 4,5 y 6,5 centímetros de distancia entre ellos para evitar accidentes de este tipo

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud