El parto en casa sólo recomendado en mujeres de bajo riesgo

  • compartidos

La mayor parte de nuestras abuelas daban a luz en casa con la ayuda de una partera o comadrona o incluso en ocasiones, un médico. Era una práctica normal y aceptada por todos. No existía epidural, ni monitorización. Las mujeres parían sin ningún tipo de ayuda técnica, tan sólo la experiencia y los consejos de quienes las asistían. Las tasas de morbilidad materna era muy altas, así como la mortalidad del bebé durante el proceso del nacimiento.

Uno de los agrandes avances en obstetricia a lo largo del siglo XX ha sido la cantidad de medios que poseen las mamás para llevar un control de su embarazo y tener un parto seguro en un hospital. Sin embargo, cada vez más mujeres optan por volver al método tradicional de parir en casa.

¿Dar a luz en el hospital o en casa?

Dar a luz en casa o en el hospital

Elegir el lugar donde va a nacer el bebé es un derecho de la mujer. Para algunas es resulta una irresponsabilidad el hecho de que los bebés nazcan en casa y para otras, una manera de vivir el parto en un entorno conocido y rodeadas del cariño de los seres queridos. Más allá de las preferencias de cada mujer, según un estudio publicado en BMJ, dar a luz en casa, sólo está recomendado en mujeres de bajo riesgo y que ya hayan tenido más hijos.

En los Países Bajos, tienen uno de los mayores porcentajes de partos en casa con asistencia de una partera de atención primaria de toda Europa. Un equipo de investigadores decidió analizar si las mujeres que daban a luz en su casa, tenían una alta tasa de complicaciones graves. 

En el caso de las mujeres primerizas, la tasa de complicaciones en un parto en casa fue de un 2,3 por 1000, comparado con el 3,1 por 1000 en el hospital. En las mujeres multíparas, la tasa de complicaciones fue de un 1 por 1000 en casa comparado con un 2,3 por 1000 para un parto planificado. Según los investigadores, estos datos favorables son debidos a que las parteras están debidamente entrenadas para ayudar a las mujeres en el hogar y existe un protocolo para el traslado hospitalario en casos de necesidad.

Frente a estos datos positivos, tenemos el caso de una mujer en Estados Unidos, que abanderaba el parto natural en casa para la mujer y, paradojas del destino, murió a causa de un paro caríaco durante el parto. 

No cabe duda, que ante un parto normal y sin riesgos, es la mujer quien tiene la última palabra. Y tu, ¿darías a luz en tu casa debidamente atendida? o ¿prefieres la seguridad de un hospital?

. Editora de GuiaInfantil.com

Tarjetas para anunciar el nacimiento del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud