Estoy de parto, ¿qué me llevo al hospital?

  • compartidos

El día que te pones de parto no es momento de ponerse a recoger cosas para hacer la bolsa con todo lo que debemos llevar a la maternidad. De repente, has roto aguas o empiezas con las contracciones y todo sucede muy rápico. Estoy de parto, ¿qué me llevo al hospital? El acontecimiento nos desborda de tal manera que es mejor tenerlo todo preparado para preocuparse sólo de que no se nos olvide la bolsa al salir de casa para ir a la maternidad. 

Todo lo que necesitas para el nacimiento del bebé

Lo que necesitas llevar al hospital para el parto

Y es que entre las numerosas cosas cosas que hay que preparar, el sobre con toda la documentación es algo que debe estar listo para disponer de él en cualquier momento. ¿Qué documentación debemos preparar? Entre los papeles no puede faltar la tarjeta sanitaria, el documento nacional de ientidad, los informes médicos personales y del desarrollo del embarazo, es decir, ecografías, análisis y resultados de todo tipo de pruebas médicas que te hayan realizado durante el embarazo, el plan de parto (un documento escrito que expresa la forma de alivio del dolor que deseas, el tipo de iluminación/ambiente durante la dilatación y el alumbramiento, la colocación del bebé tras el parto en el pecho, por ejemplo, inmediatamente después de nacer, quién te acompañará en el paritorio) y la prescripción de la medicación que debes tomar, si es necesario. 

En la bolsa también debe haber espacio para tu ropa y la del bebé. Para ti, no olvides un sujetador de lactancia, que resultan muy prácticos, varios cambios de ropa interior, zapatillas, camisones y algo de ropa para después del nacimiento distinta a la premamá. Y no olvides un par de calcetines bien calentitos, porque a mi se me quedaron los pies helados. Es muy frecuente tener los pies fríos durante el trabajo de parto y los calcetines reconfortan ¡y mucho! Para tu aseo personal, tu neceser y un paquete de compresas higiénicas. Evita el perfume, ya que los bebés reconocen a su mamá por el olor personal de su piel. 

Para el bebé no te olvides de incluir pañales, ropa interior, varios conjuntos de ropa completos que incluyan gorritos, ya que los bebés pierden calor por la cabeza y calcetines o patucos, y una manta o arrullo para cuando salgas, así como un capazo o silla de seguridad para llevar al bebé en el coche de camino a casa. 

Entre las cosas que más eché de menos en la maternidad durante el periodo de dilatación antes del nacimiento de mi bebé fue disponer de mi música favorita. Cada una tenemos nuestro recurso favorito para relajarnos. Durante las contracciones, el tiempo transcurre lentamente y creo que escuchar música me hubiera ayudado a descansar y a relajarme. Otras mujeres quizás prefieran ver una revista, llevarse un libro o su book electrónico, su tablet, su smartphone para conectarse a Internet o llamar a familiares y amigos... cualquier recurso es bueno para hacer más ameno ese momento.

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud