El ejercicio físico en el embarazo puede reducir las cesáreas

  • compartidos

Es bien sabido que el ejercicio físico practicado con regularidad durante el embarazo es muy beneficioso para la madre y el bebé. El deporte en embarazadas reduce el nivel de estrés, permite descansar mejor, ayuda a fortalecer los músculos lumbares y abdominales para así evitar dolores de espalda y ciática y ayuda a mantener el tono y a recuperar la forma física con más celeridad después del parto.

Beneficios del ejercicio físico en el embarazo

El ejercicio físico favorece la buena salud en el embarazo

Recientemente se ha encontrado un nuevo beneficio a la práctica de ejercicio físico en embarazadas. Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han demostrado cómo el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea es menor en mujeres que mantienen una práctica física regular y supervisada durante el embarzo que en aquellas que tienen un embarazo inactivo.

Las mujeres que viven un embarazo sedentario, con una mala alimentación y malas posturas ponen en riesgo, según los ginecólogos, el buen desarrollo del embarazo y el parto. Todos los obstetras recomiendan a sus pacientes hábitos saludables durante la gestación como: caminar todos los días y llevar una correcta alimentación

El equipo de investigadores del INEF desarrolló unos ensayos clínicos con mujeres embarazadas sanas que habían superado la primera consulta médica (en la semana 12 de embarazo). Las mujeres que participaron en el programa realizaron sesiones de ejercicio físico controlado durante tres días a la semana. Cada sesión tenía una duración de 50 minutos y se realizaron ejercicios aeróbicos, de tonificación muscular y de fortalecimiento del suelo pélvico. El programa de ejercicio físico se realizó hasta la semana 38 o 39 de embarazo.

Los resultados mostraron que en estas mujeres se registró un porcentaje menor de partos instrumentales y por cesárea que en un grupo de mujeres que desarrollaron un embarazo inactivo. 

A veces, las mujeres embarazadas se sienten cansadas, sobre todo en la recta final del embarazo, y les cuesta mantenerse activas, sin embargo, este estudio debería animar a todas las mujeres a no vivir su embarazo de forma sedentaria. Ejercicio físico como caminar a diario, practicar natación, yoga o pilates han demostrado ser muy positivos para la salud de la mamá y su bebé.

Fuente: Universidad Politécnica de Madrid

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud