Hay que enseñar a los niños a ver la televisión

  • compartidos

Ver la televisión no es malo para los niños. Lo malo es dejarles horas y horas frente a la televisión sin importarse sobre qué ven ellos en la pantalla. Lo malo es no planificar el tiempo ni el contenido a los que los niños están expuestos frente a la televisión.

La televisión no es una niñera ni cuidadora de los niños. La televisión es un medio que tanto puede educar como distraer y divertir a nuestros, desde cuando tenga un límite.

Controlar lo que ven los niños en la televisión

Niños ven la tele con los padres

Antes de que tu hijo empiece a ver la televisión, y según algunas investigaciones no debe ser antes de los 2 o 3 años de edad, es necesario planificar el tiempo y el programa que puede ver, para evitar lo que revela algunos estudios, que el niño vea escenas de violencia, de sexo, que se convierta en sedentario y obeso, que deje los estudios de lado, etc. Es importantísimo que como padres ayudemos a los hijos a usar la televisión como un recurso positivo y creativo. 

Sigue algunas ideas para controlar cómo y por cuánto tiempo los niños pueden ver la televisión:

1- Limitar el tiempo del niño frente a la televisión. Es necesario establecer la cantidad de tiempo y la hora en que los niños pueden ver la televisión. Los investigadores insisten que una hora al día es suficiente. En los fines de semana se puede aumentar un poquito más de tiempo.

2- Ser un ejemplo para los hijos. Los niños modelan su comportamiento basándose en el ejemplo de los padres. Así que ten mucho cuidado con lo que ves en la televisión. 

3- Controlar lo que ven los niños en la televisión. Lo ideal es elegir un programa, una serie, un dibujo animado o lo que sea interesante y adecuado para los niños, para que ellos tengan el hábito de ver lo mismo todos los días. En los fines de semana, los niños pueden ver algo diferente, nuevo y por más tiempo.

4- Acompañar a los niños frente a la televisión. El tiempo en que los niños están frente a la pantalla es oro para los padres. Es un tiempo que los padres usan para hacer otras cosas que no pueden hacerlas sin los niños. No es malo. Sin embargo, es necesario vigilar por si el niño no cambia de canal o si empieza a ver otro programa. Es necesario acompañarlo.

5- Hablar con los niños sobre lo que ven en la televisión. Es necesario añadir valores en lo que ven los niños. Preguntar a los niños sobre qué aprenden con lo que ven en la televisión, qué es lo que más les gusta y por qué. Y si posible ofrecer alternativas o complementos de su interés.

6- Ofrecer otras alternativas de diversión. Mirar la televisión muchas veces es más un hábito que un gusto. Así que es necesario quitar importancia a la pantalla sugiriendo otras actividades tan o más divertidas que la televisión, como un buen libro, cuentos, canciones infantiles, juegos en casa, juegos en el parque, manualidades, etc. Ver la televisión no lo es todo.

7- Vigila y corrige la postura de los niños en frente a la televisión. Los niños suelen ver la televisión acostados, tumbados... a veces la postura más cómoda no es la más correcta ni la más adecuada a sus espaldas. Así que ¡ojo a sus posturas!

Películas para niños que han ganado un Oscar

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud