Los niños también necesitan vacaciones

  • compartidos

Uno de los momentos más esperados del año es la llegada del verano, y con él, las ansiadas vacaciones. Tanto es así que los últimos días antes de ellas parece que el tiempo no avanza, estamos más cansados, tenemos pocas ganas de trabajar y nos cuesta concentrarnos en nuestras tareas. Si esto nos ocurre a los adultos, ¿por qué iban a ser los niños diferentes?

A pesar de que en el colegio tienen bastantes días de vacaciones anuales, los niños, como los adultos, se cansan de la rutina, en su caso de la escuela: exámenes, deberes, clases... Los niños también necesitan vacaciones.

Vacaciones escolares... ¡por fin!

Vacaciones escolares

Muchos de nosotros nos cambiaríamos por los niños en estos momentos, ¿verdad? o ¿acaso no estaría bien volver a tener 3 meses de vacaciones y vivir en ese estado de despreocupación? Yo firmaba. Sin embargo, ellos también sufren los rigores del trabajo a su manera. Podemos notar que nuestros hijos necesitan unos días de descanso de la escuela por síntomas como estos:

- cada día al levantarse preguntan si hay que ir al colegio y tuercen el gesto cuando la respuesta es afirmativa.

- están más cansados por las mañanas y quieren dormir más tiempo.

- les cuesta sentarse a hacer los deberes, buscan excusas y se les nota distraídos y con poca capacidad de atención.

- están más irascibles, de peor humor y se muestran más impacientes.

No hemos de menospreciar el trabajo que hacen nuestros hijos en el colegio. Ellos también madrugan, pasan unas horas sentados en la mesa atendiendo al profesor, haciendo trabajos, cogiendo apuntes o realizando exámenes. Llegan a casa y generalmente tienen que pasar otro rato realizando los deberes para el día siguiente, y así día tras día. Eso puede agotarles mentalmente y repercutir en su carácter a final de curso. Las vacaciones les sirven, como a nosotros, para oxigenarse, recuperar fuerzas, cambiar de aires, tener un nuevo impulso y 'cargar las pilas' para el curso siguiente.

Por otro lado, también es conveniente resaltar que las vacaciones de verano de los niños duran unos cuantos meses y los expertos recomiendan que el cerebro de los niños siga activo y no paren su proceso de aprendizaje durante todo ese tiempo. Por ello, no está de más que realicen algunas tareas para repasar lo aprendido durante el curso: un rato de lectura, algún dictado, ejercicios de matemáticas... Son tareas que no les llevarán más de media hora en todo su ocioso día y que serán muy beneficiosas para ellos.

Viajar con los niños. Fotos de Londres

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud