Día Internacional de hablar como un pirata

  • compartidos

Con diez cañones por banda, viento en popa, a toda vela.. ¡¡arriad, arriad, tierra a babor!! Arrrr...No os despistéis, mis grumetes, no sea que se acerquen esos rufianes de los corsarios.

¿Habéis jugado alguna vez a piratas con vuestros hijos? Yo sí. Con garfio y parche incluido. Sin pata de palo, eso sí. Pero pañuelo y loro (de peluche) no faltaban. Lo mejor, hablar como ellos. Bucaneros, corsarios, temibles piratas o un simple grumete. El caso es dar rienda suelta a la imaginación y navegar. ¡Al abordaje!

Por qué les gusta tanto a los niños los piratas

niño de pirata mira al horizonte

'¡Ah, del barco amigo!'.  Resulta que el vocabulario de los piratas tiene un día especial para que todos les recordemos. El día en cuestión es el 19 de septiembre. Lo que en principio surgió como un juego entre dos amigos estadounidenses (john Baur y Marks Summers), se extendió rápidamente como la pólvora hasta el punto de convertirse en una conmemoración internacional. Pero, ¿por qué tienen tanto éxito los piratas entre los niños? 

Los piratas son a veces un poco rufianes, embusteros y muy pícaros. Para algunos, también ladrones, sí. Pero en el mundo de los niños todos sus defectos desaparecen. Y se ensalzan sus virtudes. Los piratas pierden la malicia.

Los piratas son también para los niños personajes soñadores, perseverantes, valientes y llenos de coraje. Son héroes y heroínas. Buscan incansablemente conquistar sus sueños, y de paso, como no, llevarse un botín a casa. 

Los piratas desafían a quien ose a poner obstáculos en su camino, superan retos, y buscan, buscan y buscan, brújula en mano. Exploran allende los mares. Trazan rutas, mapas, destinos. Y esconden sus preciados tesoros en lugares secretos. 

Los piratas transmiten un halo de magia, de aventura. De conquista. 

Los piratas más famosos de los niños

Navegan en bergantines, con la bandera negra de calavera blanca como estandarte. Sueñan con sirenas y conservan sus historias en cuadernos de bitácora. Atesoran botines y a menudos muestran cicatrices que recuerdan alguna de sus aventuras.

Si hasta Bob Esponja tiene un pirata que narra sus historias a lo viejo lobo de mar, es porque son personajes muy ligados al mundo infantil. Desde las disparatadas aventuras de Jack Sparrow a las increíbles historias de la isla de Jake y los piratas, pasando por Long John Silver, de la Isla del Tesoro. Pero el pirata más famoso sea, quizás, el Capitán Garfio. Ni el pirata Garrapata, navegando a barlovento, ni el mismísimo Barbanegra pueden hacerle sombra. Un pirata codicioso en este caso que de vez en cuando también transmite algo de ternura. Porque os malo, por muy malos que parezcan, al final no son tan malos. Al menos, en el mundo de los niños.

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud