Yoga extremo para bebés. El vídeo que indigna a todos los padres

  • compartidos

Unas manos agarran al bebé con fuerza y le zarandean de un lado a otro. Le suben y le bajan, le mueven hacia los lados, el círculos... con movimientos muy rápidos. Tanto, que al bebé no le da tiempo a reaccionar, a comprobar qué es lo que ocurre. Y llora, llora con todas sus fuerzas.

Podría parecer una escena de maltrato infantil. Y sin embargo lo 'venden' como una nueva modalidad de yoga extremo para bebés. ¿En serio esto es yoga?

Cuando el yoga se convierte en dañino para el bebé

Alzan bebé

Nadie duda de las ventajes y bondades del yoga bien practicado para madres y bebés. La meditación y la relajación son buenas, a cualquier edad. Pero cuando el yoga se transforma en un cúmulo de espasmos y movimientos vertiginosos, ¿qué beneficios puede aportar?

Las imágenes de este vídeo nos hablan de violencia. De indefensión. De miedo. Casi podemos palpar la angustia del pequeño. 

Vídeo de yoga extremo en donde zarandean a un bebé

La mujer introduce al pequeño en un cubo de agua una y otra vez. Le agarra por los brazos y le mueve de forma brusca. El bebé no puede defenderse. 

Estas imágenes han provocado la indignación de miles y miles de personas que apenas sabían nada de la existencia de este tipo de yoga (Yoga extremo, lo llaman). De hecho, el organismo británico encargado de velar por la prevención de la crueldad de la infancia, ya ha hecho llegar sus quejas. 

El yoga extremo, por cierto, fue un invento de un instructor de yoga ruso (se le atribuye a Igor Charvkoski), quien asegura que aunque nos parezca algo violento, este tipo de ejercicios son muy beneficiosos para los pequeños. Entre otras cosas, dice, desarrolla habilidades en los bebés y ejercita y tonifica sus músculos.

Por qué nunca hay que zarandear a un recién nacido

Jamás se debe zarandear o sacudir de forma brusca a un bebé. Las lesiones que les puede causar pueden ser muy graves. Incluso pueden llegar a provocar una lesión cerebral. A esto se le llama Síndrome del bebé sacudido, y sucede sobre todo en bebés zarandeados de forma brusca antes del año de edad. La razón: el cuello del recién nacido aún no tiene la fuerza necesaria para mantenerse erguido. Al ser más frágil, no puede controlar la cabeza, que se mueve sin poderse detener. El cerebro recibe todos los golpes, pudiendo causar una hemorragia interna, retraso mental, daños irreparables en la espina dorsal o ceguera. 

Tarjetas para anunciar el nacimiento del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud