Las muñecas vampiro seducen a los niños

  • compartidos

La fascinación por los vampiros ha llegado también hasta los más pequeños. Su leyenda de sangre, amor y odio combinada con el atractivo de su mórbida belleza ha seducido a los niños en el cine, en los libros y en Internet, y ahora también en Navidad a través de los juguetes.

Los comerciantes jugueteros han sabido aprovechar el tirón mediático de los vampiros para lanzar al mercado unas muñecas que ocupan el primer puesto en el orden de preferencia en la carta de los Reyes Magos de muchos niños y niñas, y que está suponiendo un auténtico viacrucis para muchos padres que se ven obligados a guardar largas colas a la puerta de los grandes almacenes y tiendas jugueteras, que tienen agotado el producto desde hace semanas.

La fiebre de los niños por las muñecas vampiro

Las muñecas vampiro

Este fenómeno relacionado con el mundo de los vampiros va más allá del frenesí puntual de la moda y muchos expertos están empezando a ver otras conexiones en la sociedad que tienen que ver con el auge de la festividad de Halloween, la fascinación con los personajes de la saga Crepúsculo, el furor de ventas que han causado los relatos de temática vampírica, y el look adolescente conocido como los gothikos.

Lejos de dar miedo, el mundo de los vampiros provoca otras sensaciones, siempre transgresoras, y en ese marco se sitúan las muñecas, las Monster High, que se han convertido en el fenómeno de esta Navidad. Draculaura, Frankie Stein, Abbey Bominable... son la versión vampírica de las Bratz, que se presentan a las niños con una poderosa campaña de marketing que incluye una novela juvenil, una película, una serie on line y todo un abanico de juguetes y complementos asociados a ellas como agendas, maquillaje, bolsos o patinetes.

Sea como fuere, esa belleza de los no muertos que siempre permanece inalterable porque el tiempo se ha detenido en ellos, el hechizo de su blanca tez, el magnetismo que ejercen sus ojos claros y el rojo de sus labios siempre teñidos de sangre, adornados por unos desafiantes colmillos ha hechizado al mundo. Y es precisamente esta imagen la que los comerciantes jugueteros han sabido adaptar a un modelo de muñeca, tipo Barbie con más de 50 años de éxito en el mercado infantil de los juguetes o las recientes Bratz. Una imagen que les viene como anillo al dedo y que las hace aún más misteriosas. 

Pero las muñecas Monster High no son el único juguete que se ha agotado este año. El restaurante Crustáceo Crujiente de Bob Esponja, el Mack Mega Camión de Aventuras de Cars, el vehículo de radiocontrol Vectron Wave, los juegos de mesa Atrapa un millón y Pasapalabra y la nave de los Little Einstein han hecho también su agosto estas Navidades. Otros clásicos son las construcciones de Lego y el Belén de Playmobil, que se agota cada año.

Viendo este panorama, muchos padres nos acordamos en estas fechas de los juguetes que nos hacían ilusión cuando éramos pequeños y nos damos cuenta de cómo ha cambiado todo. Algunos deberían recuperarse. ¿Qué juguete te gustaría que volviera para que jugasen tus hijos? Cuéntanoslo.

Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud