Las huellas de Papá Noel en los niños

  • compartidos

Los sentimientos que deja la Navidad en el corazón de los niños son tan maravillosos, que perduran en el tiempo y pueden trasmitirse de generación en generación. Somos muchos los padres que, en estas fechas tan especiales, nos esforzamos por sembrar esa ilusión en nuestros hijos alimentándola con imaginación y fantasía.

Es el momento de intercambiar ideas para hacer de la Nochebuena, una noche especial, y del día de Navidad, un momento mágico lleno de sorpresas.

Qué ilusiones alimentamos los padres en los niños en Navidad

Niño habla a Papá Noel

En algunos hogares, Papá Noel consigue adelgazar un poco para colarse por el hueco de la chimenea, en otros trepa hasta alcanzar la ventana, y en otros muchos simplemente entra por la puerta o aparece de repente en el salón. Y es que Papá Noel, venga como venga, siempre llega a todos los hogares donde hay un niño para dejarle su regalo.          

Prueba de que Papá Noel realmente ha estado allí son las huellas que este tierno viejecito va dejando en nuestra casa. Unos amigos me contaron que las huellas de Papá Noel pueden verse todos los años en el suelo del salón de su casa rodeadas de harina. Los niños no salen de su asombro y comprueban que el tamaño del pie de Santa Claus es grande, enorme comparado con el suyo y da hasta un poco de miedo.

En otros hogares, se oyen las campanas del trineo de Papá Noel a lo lejos, lo que significa que ya se está acercando y ha llegado la hora de irse a la cama. Eso sí, no sin antes comprobar que hemos dejado los calcetines bien llenos de chuches, caramelos y gominolas para que Papá Noel endulce su agotadora noche de reparto de regalos. 

Sin embargo, lo más habitual es comprobar el buen apetito que tiene ese entrañable viejecito del Polo Norte, ya que después de pasar toda la noche de Nochebuena repartiendo regalos por todas las casas, es normal que tenga hambre y algo de sed. Por eso, los niños no se pueden creer, a la mañana siguiente, que Papá Noel no dejara ni las migas del turrón y del mazapán que le dejaron la noche anterior y que no quede nada de licor en la copa que le prepararon. 

Ver la cara de sorpresa e ilusión en un niño ante el misterio de Papá Noel es el mayor regalo del que podemos disfrutar los padres el día de Navidad. Y tú, ¿preparas un plan perfecto para ilusionar a tus hijos con la llegada de Papá Noel? Cuéntanoslo.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Canapés caseros variados y fáciles para Navidad

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud