La vida de una mamá española en Dinamarca

  • compartidos

Soy una mamá española que vive en Copenhague, capital de Dinamarca. Aunque en el mundo online me conocen como Mami en Dinamarca, mi nombre real es Teresa.

Desde el 2009 decidí mudarme a este pequeño país donde al principio me costó adaptarme pero con el tiempo he aprendido a quererlo más y más. Cuando vienes del sur, el clima danés se te hace cuesta arriba, la falta de días de sol afecta a tu ánimo, pero empiezas a apreciar las tardes tranquilas bajo la manta, las reuniones de los amigos en las casas y es lo que aquí llaman 'hyggelig' (algo acogedor).

Un cheque bebé hasta los 18 años para las mamás danesas

Mamá con bebé en Dinamarca

Dinamarca es un país con muchos impuestos y bastante altos (a mí me sorprendió cuando recibí mi primera nómina) pero a cambio, la sanidad es pública y gratuita, la educación también y los beneficios y ayudas sociales numerosos.

Cuando decidí quedarme embarazada, todo eran facilidades. Y es que en Dinamarca se fomenta y facilita el tener hijos. Por cada niño que tienes te dan un 'cheque-bebé' hasta que cumplen los 18 años. Y si tienes problemas para quedarte embarazada, la sanidad te paga el tratamiento que necesites. Una cosa que me gustó y que agradecí en su día es el 'barselshotel'. Si tu parto ha ido bien y eres mamá primeriza, te mandan al 'hotel de bebés'. Como su nombre indica, es como un mini hotel donde los papas tienen su habitación y se pueden quedar un máximo de tres días, y con atención de las matronas las 24h según lo necesites. Los contras, si no eres primeriza y todo fue bien, a las horas de dar a luz te mandan a casa.

Lo que no me esperaba cuando eres mamá primeriza son los 'mødregruppe'. Se trata de un grupo que organiza tu comuna, para que conozcas a otras mamas en tu misma situación y cerca de donde vives. Aquí tienes la oportunidad de compartir tus dudas/experiencias como mamá o realizar actividades juntas (yoga para bebés, natación, etc). 

Cuando mi peque nació, tuve la oportunidad de disfrutar al máximo sus primeros meses de vida. Yo estuve de baja 9 meses y su papá 3. Aquí la baja es de un año compartida. Y según donde trabajes, tu empresa te cubrirá de 3 a 6 meses y después la municipalidad. ¿Y la vuelta al trabajo? ¿Se puede conciliar el trabajo con la vida familiar? Sí. Sin problemas. Yo hablé con mi jefe y acordamos mi horario de trabajo para que pudiera llevar o recoger a la peque a la guarde. Y los días que ha estado mala (no muchos, por suerte) tengo la posibilidad de trabajar desde casa.  

Ahora, como en todo, también hay cosas que no me he acostumbrado aún. El pan negro que se consume a cantidades increíbles, el clima tan frío, los días tan oscuros en invierno y tan luminosos en verano, y lo más difícil el idioma. Hasta ellos mismo lo saben, asique cuando ven que haces el esfuerzo de aprender y hablar su idioma, se alegran y te lo valoran. 

Teresa Rubio

Teresa Rubio

Mamá en Dinamarca

Blog 'Mami en Dinamarca'

Lo que los abuelos pueden hacer por sus nietos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud