Cómo vive una mamá española en el sur de Italia

  • compartidos

Me llamo Sonia y soy Mamá Tijeras en el mundo 2.0 gracias a mis aficiones al scrapbooking y la costura. Llevo 4 años y medio viviendo en el sur de Italia, en Salento, conocida como el caribe del mediterráneo por sus innumerables playas, su fina arena y aguas cristalinas.

Es una tierra tranquila de gente muy trabajadora que cultiva sus campos, hace su propio vino, el aceite virgen extra, y la salsa de tomate tan esencial en pizzas y pastas. La gente te saluda con dos besos en la cara, te invitan a sus casas y en el fondo compartimos costumbres y dietas mediterráneas.

Cómo es la vida de una madre en el sur de Italia

Playa de Salento

Si te quedas embarazada tu propio médico de cabecera te va a remitir a un ginecólogo privado, donde cada mes te hará una visita y te cobrará mínimo 100€. Este mismo médico trabaja en la sanidad pública pero son pocas las madres que siguen sus embarazos solamente por la sanidad pública. ¿El motivo? Un mayor control. La sanidad en el sur de Italia está un poco limitada en recursos, los hospitales son bastante viejos.

Por otro lado, todas las pruebas son de pago, ya sea una ecografía como un análisis de sangre, y a no ser que el médico justifique un embarazo de alto riesgo no recibirás ninguna ayuda económica.  Con lo que un embarazo supone una fuerte salida de dinero en una economía italiana.

Eso sí, una de las ventajas que he encontrado y que descubrí cuando mi niña visitó el pediatra por primera vez es que hasta los 6 años no tenemos que pagar por ella, ni pruebas, ni análisis, ni visitas médicas. Y un punto fuerte que tienen es el calendario de vacunas, donde ha sido vacunada de varicela o neumococo ( prevenar) sin ningún cargo o pago económico.

En mi caso personal, he optado por dar el pecho a mi hija y en un principio las madres italianas lo ven con buenos ojos, pero pasados los 6 meses lo ven innecesario y son muchas que dejan de amamantar pese a tener leche para seguir haciéndolo. En este caso sin pretender generalizar hablo de las mamás de mi entorno.

La tasa de paro es muy alta pero a pesar de ello, tienen la costumbre de llevar a sus hijos a la guardería quedándose ellas en casa. Las justificaciones que me dan es que los niños aprenden a relacionarse así con otros niños. Yo no lo comparto y mi niña está conmigo en casa, pero si es algo muy común aquí en el sur.

Algo que me llamó la atención es que van a la escuela de lunes a sábado y yo pese a ver sido una buena estudiante que estaba deseando que llegase septiembre para empezar un nuevo curso, sólo de pensar en ir a la escuela un sábado lo ve muy estresante para madres e hijos.

Una de las dificultades que encontré fue el idioma, ya que cada pueblo tiene prácticamente un dialecto y ello me supuso bastantes problemas a la hora de conseguir un trabajo.

Por otro lado, como he comentado es una zona prácticamente paradisíaca con un clima cálido, mucha humedad, pero que puedes disfrutar del sol casi todo el año y de las playas desde Abril hasta Octubre o Noviembre como este último año.

Sonia

Sonia, Mamá residente en Salento, Italia

Blog Mamá Tijeras

Los 10 mandamientos de una buena madre

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud