La importancia de los hermanos desde la infancia a la vejez

  • compartidos

Hoy he leído en el periódico que el fotógrafo Nicholas Nixon ha expuesto una serie de imágenes en el National Gallery of Art de Nueva York. Hasta aquí ésta es una noticia más, sin embargo, lo importante es lo que muestra esta serie. Se trata de imágenes de su mujer junto con sus tres hermanas desde el año 1975 al 2010.

En estas fotografías no sólo se advierte el paso del tiempo, sino que además invitan a pensar sobre cómo es la relación entre esas hermanas, cómo ha podido ser su vida. Estas fotografías me han llevado a reflexionar sobre la importancia de las relaciones entre los hermanos.

La relación entre hermanos a lo largo de la vida

La relación entre hermanos

Los hermanos no sólo tienen en común los genes, la cultura, la educación o la clase social, además comparten las mismas experiencias dentro de la familia y viven los mismos acontecimientos. Cada persona es única y tiene su propia personalidad, dos hermanos criados bajo el mismo techo pueden desarrollar formas de comportarse diferentes, sin embargo, ambos comparten los mismos recuerdos y vivencias.

Según nos cuenta la psicóloga infantil María del Mar García Orgaz, el hermano durante la niñez es una fuente de compañía. Entre ellos hay una relación de amor y amistad, aunque también de hostilidad, rivalidad, competitividad, celos y, en ocasiones, odio. Son relaciones muy intensas.

A lo largo de la adolescencia, pueden llegar a ser consejeros o confidentes y convertirse en grandes aliados. Cuando en la madurez, los hermanos comienzan a formar su propia familia, tienden a tener una relación de cariño y apoyo hacia tanto hacia el otro como hacia sus sobrinos. Ya en la vejez, cuando los hijos se han ido de casa y cónyuges o familiares han muerto, vuelven a tener una relación más cercana, de entendimiento y apoyo mútuo. 

Evidentemente no siempre es así, las relaciones entre hermanos a veces no funcionan y son tensas o inexistentes. Sin embargo, nadie debería perdérsela, la relación fraternal ofrece un apoyo único y muy especial a lo largo de la vida y, muchas veces, están más cerca que los propios padres. Un hermano puede contribuir a hacer más feliz la vida de uno ya que proporciona valores tan importantes como compañía, cariño, entendimiento, amistad, seguridad o comprensión. 

Fotografías: Nicholas Nixon

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud