China elimina la política del hijo único

  • compartidos

¿Te imaginas que te prohibieran tener más de un hijo? Hijo único, por imperativo legal. Pues esto es lo que les sucedía los chinos desde los años 70. La ley del hijo único impedía tener más de un descendiente, con el objetivo, dicen, de controlar la desmesurada población, que crecía de forma alarmante. 

Superpoblación versus derecho fundamental. ¿O no es un derecho poder concebir un hijo?

En qué consistía la política del hijo único en China

Pareja con hijos chinos

Durante más de 40 años, las parejas que vivían en zonas urbanas de China no podían tener más de un hijo. Para los que vivían en zonas rurales, el límite estaba en dos, siempre y cuando el primer hijo fuera niña. Y esto es así, porque en China aún prima tener un descendiente varón. De hecho, la medida del hijo único en zonas urbanas,  tuvo terribles consecuencias. Entre ellas, originó un exceso 34 millones de varones y un negocio de tráfico de mujeres que llegan de otros países más pobres, abortos selectivos y un masivo abandono de niñas.  

A partir del 2013, el gobierno comunista chino permitió tener dos hijos a aquellas parejas cuyo uno de los progenitores ya fuera hijo único. Ahora, la ley del hijo único desaparece, pero no del todo. El límite pasa de uno a dos hijos. La pregunta es: ¿debería haber un límite?

Ventajas y desventajas de tener un hermano

Los bebés chinos, al fin van a saber qué significa tener un hermano. Hasta ahora, estaban acostumbrados a ser el centro de la familia. Los padres, también notarán los cambios. Esto es lo que vivirán las parejas chinas a partir de ahora, si deciden tener dos hijos:

- El síndrome del príncipe destronado. El hermanito de repente siente que el recién nacido le 'roba a sus padres'. Esto da lugar a celos del hermano mayor hacia el pequeño y angustia y frustración en el primogenito. 

- Los celos entre hermanos. Sí, aparecerán los inevitables celos y envidia entre los hermanos, que los padres tendrán que aprender a gestionar con soltura. 

- Episodios de regresión. Cuando los hermanos mayores se sienten de pronto 'ignorados' ante la llegada del hermanito, muchos vuelven a afdquirir hábitos de bebé que ya habían abandonado, como el querer de nuevo el chupete, recaer en problemas de enuresis..

- Falta de tiempo para los padres. No es lo mismo uno que dos. Cuantos más hijos, más tiempo necesitarás dedicarles

- Cada hijo tiene una personalidad y temperamento diferente. Los padres tendrán que aprender a educar a ambos de forma diferente pero justa y equilibrada. Todo un reto.

- Tener un hermano es una excelente escuela de valores. Aprenderán a compartir, a respetar el espacio del otro, a ser tolerantes... 

- Un fantástico compañero de juegos. Ni juegos, juguetes. Ni siquiera el jugar con los padres, sustituye a un hermano. El hermano, en la mayoría de los casos (no siempre), es el mejor entretenimiento. 

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud