Abuelos: ¿crían o malcrían a sus nietos?

  • compartidos

Los abuelos... ¡qué importantes son en la educación de los niños! Es posible que fueran padres estrictos, duros o autoritarios, pero en su vejez asistimos a un cambio en su carácter y se vuelven pacientes, tranquilos y permisivos en el trato a sus nietos. Hombres que nunca cambiaron pañales, ahora son abuelos expertos en el quita y pon. Mujeres que estuvieron más pendientes de las prioridades de la casa y el cuidado de los hijos, dejan las tareas sin hacer para jugar con sus nietos. Son buenos abuelos para sus nietos.

Cosas buenas de los abuelos

Abuelos y nietos

En mi caso, he de decir que soy muy afortunada, tanto mis suegros como mi madre son excelentes abuelos. Adoran a sus nietos y se desviven por ellos. Les cuidan en vacaciones, les recogen del colegio cuando yo no puedo y siempre están ahí para echar una mano. Les quieren y mis hijos lo notan, tanto es así que se pasan el día pidiendo ir a ver a los abuelos. ¡Qué haría yo sin ellos!

Los abuelos pueden hacer mucho bien por sus nietos:

- al tener más paciencia y tiempo que muchos padres pueden transmitirles una gran tranquilidad. Los padres vamos en ocasiones con prisas y estresados por la vida y no tenemos espacio para los detalles.

- pueden transmitirles grandes experiencias y conocimientos que los nietos guardarán para siempre.

- les dan cariño, amor y mimos, valores todos ellos que se traducirán en el bienestar para el niño.

Cosas malas de los abuelos

Los abuelos no son perfectos, como los padres se equivocan y además, todos sabemos que hay abuelos que se desviven por sus nietos y otros despreocupados, autoritarios y no presentes en su día a día. En cualquier caso y pese a poner todo de su parte, una de las principales quejas de los padres hacia los abuelos es su extraordinaria capacidad para 'malcriarles'.

Los padres ponemos normas como: 'no duermas en brazos al bebé', 'no le des de comer, ya sabe solo', 'deja que se ponga las zapatillas, el niño puede hacerlo', 'no le regales tantas cosas'... y cuando te das la vuelta, han vestido y puesto las zapatillas al niño para ir a la calle, han dado de comer al niño... ¡de 5 años!, han dormido en brazos al bebé y como todos los días, los niños tienen un regalito nuevo. No hay quien luche con la rebeldía de los abuelos.

Luego los niños llegan a casa y quieren que les des de comer o les vistas pese a que has invertido tiempo y esfuerzo en enseñarles a ser autónomos. Luchar contra esas 'pequeñas licencias' de los abuelos es , en ocasiones, una batalla perdida. Es por tanto un hecho que, los padres crían y los abuelos malcrían. Es posible que cuando nosotros seamos abuelos también lo hagamos.

En cualquier caso, si ponemos en la balanza las cosas negativas y las positivas de un abuelo, pesan tanto las buenas que ningún nieto debería crecer sin la inestimable presencia de un abuelo o abuelo en su vida, ¿verdad?

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud