Por qué muchas mujeres vuelven a fumar tras el embarazo

  • compartidos

Según expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, la mitad de las mujeres que dejan de fumar durante el embarazo retoma el hábito antes de los seis meses tras dar a luz.

Las alertas sanitarias sobre los malos efectos del tabaco en el bebé durante el embarazo han calado en muchas mujeres y es muy elevado el índice de ellas que dejan de fumar en la gestación. Sin embargo, se está poniendo de manifiesto que muchas de ellas, recaen tras dar a luz.

Riesgos de fumar durante el embarazo

Fumar despues del embarazo

Fumar mata, ya lo dicen las cajetillas de tabaco, pero ¿por qué es aun más importante dejar de fumar durante el embarazo? Los obstetras cuando advierten a las mamás fumadoras: la nicotina produce efectos en el bebé como bajo peso al nacer, problemas respiratorios futuros, aborto espontáneo o déficit de atención al dañar la estructura neuronal. 

El pequeño cuerpo del bebé en desarrollo se enfrenta a una sustancia dos veces más tóxica que el veneno de la viuda negra, un símil que pone los pelos de punta ciertamente. Y es que, la nicotina es un potente tóxico cuyos efectos puede llegar al bebé a través de la sangre y la placenta.

Desde 1993 se vienen haciendo una labor de concienciación sobre los riesgos del tabaco durante el embarazo. Sin embargo, todavía son muchas las que no abandonan el hábito durante el embarazo o dicen que lo han hecho pero siguen fumando a escondidas por miedo a la estigmatización social.

Riesgos de fumar después del embarazo

Un equipo de investigadores de la Universidad de East Anglia en el Reino Unido ha analizado a 1031 mujeres estadounidenses y canadienses. Encontraron que el 75% de las mujeres que dejaron de fumar durante el embarazo retomaron la costumbre dentro de los 6 meses después del nacimiento de su bebé y entre el 80% y el 90% recayeron durante el primer año

¿Qué razones les llevaron a recaer? Entre los factores estaban la influencia de un entorno fumador, recuperar la identidad anterior al embarazo, el estrés del posparto y la creencia de que una vez que nace el bebé, el tabaco ya no puede causarle daño.

La costumbre de fumar hace a los padres y madres fumadoras en muchos casos no tener la precaución de no fumar nunca delante de sus hijos. No es raro ver a una mamá empujando un carrito de bebé con un cigarrillo entre sus dedos o a un papá jugando en el parque con sus hijos mientras fuma. Suelen fumar también en casa y, aunque se abra la ventana o salgan a la terraza, basta con entrar en la casa de un fumador para que te invada el olor a la nicotina con la que conviven los niños.

Los riesgos de niños de padres fumadores son tremendos:

- Daños irreversibles a las estructuras de las arterias.

- Está relacionado con la muerte súbita del lactante.

- Aumenta la incidencia de otitis, crisis asmáticas, infecciones respiratorias, irritación en las musocas, etc.

- Más riesgo de hospitalización.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud