Una madre pasa 75 días boca abajo por la vida de sus hijos

  • compartidos

Los sacrificios que puede hacer una madre por sacar adelante la vida de sus hijos no tienen límites. Me ha impresionado la historia de una mujer de Varsovia, que ha dado a luz este jueves a dos gemelos después de que el médico le prescribiese estar los últimos 75 días de su embarazo boca abajo para poder mantener a los dos bebés con vida. Sin duda, toda una auténtica hazaña que ha tenido un final muy feliz, ya que, gracias a que ella sin dudarlo se mantuvo el resto del embarazo en esta posición, ha podido dar a luz a sus dos bebés que están en perfecto estado de salud.

Las madres lo sacrifican todo por la vida de sus hijos

Las madres de gemelos o mellizos

La mujer, que estaba esperando trillizos, se puso de parto a los cinco meses de embarazo. Los médicos fueron incapaces de salvar a uno de los tres fetos, pero consiguieron parar el proceso con medicamentos que detuvieron las contracciones. Los médicos le dijeron que sólo si ponía las piernas por encima de su tripa, en posición boca abajo, tendría más posibilidades de que sus dos bebés nacieran con vida. Ella, sin dudarlo, aceptó el reto y tras pasar 75 días en esta posición, consiguió dar a luz a sus dos gemelos.

¿Qué no sería capaz de hacer una madre por la vida de sus hijos? Conozco de cerca casos de mujeres que se han pasado la mayor parte de su embarazo en reposo relativo, y los últimos tres meses del embarazo en reposo absoluto para convertir en realidad su deseo de ser madre. La satisfacción de tener entre sus brazos a su bebé ha sido la mayor recompensa para todas ellas.

Gracias al intenso de deseo de ser madres, muchas mujeres se someten cada año a tratamientos de fertilidad para conseguir quedar embarazadas. Otras muujeres que tras varias pérdidas, han tenido problemas para albergar a sus bebés en el interior del útero, han realizado un auténtico paréntesis en sus vidas para preparar su cuerpo para prolongar al máximo su tiempo de embarazo en favor de la salud de sus bebés. Esta entrega y esta dedicación es la gran virtud de las madres. 

Sin embargo, esta generosidad no acaba ahí. Después, una vez que tenemos al bebé en brazos, el amor por esa nueva personita, tan indefensa empieza a crecer hasta límites que hasta ese momento nunca hubiésemos podido imaginar y es cuando empieza una nueva vida para la mujer, su faceta de madre y su fascinación por sus hijos. Y es que por sus hijos una madre es capaz de trabajar hasta deslomarse, es capaz de aparcar su vida laboral para dedicarse a ellos, es capaz de tantas y tantas cosas... ¿Qué hazañas has hecho por tus hijos? Cuéntanoslo en nuestra página oficial en Facebook.

Marisol Nuevo.

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud