La espina bífida ya se opera dentro del útero

  • compartidos

Las operaciones a los bebés dentro del útero ya son una realidad y los resultados son muy positivos. Los especialistas del Hospital del Vall d'Hebrón, de Barcelona se convirtió en el primer equipo del mundo en operar, con una nueva técnica basada en parches de colágeno y elastina, a un bebé de 24 semanas con espina bífida.

El bebé, que se llama Esther, nació sin las graves secuelas de la enfermedad. Al año, pudo caminar con normalidad, aunque puede tener problemas para controlar los esfínteres. Y es que la espina bífida o mielomeningocele es una malformación congénita que genera alteraciones en el aparato locomotor, urinario y en el cerebro (hidrocefalia), ya que afecta al cierre de la columna vertebral y a la médula espinal. Esto provoca que el liquido amniótico esté en contacto con el sistema nervioso y produce su deterioro.

En qué consiste la operación de espina bífida en el vientre materno

Bebé operado de espina bífida

La intervención consiste en abrir el útero como si fuera una cesárea, a media gestación, para poder acceder a la espalda del feto y corregir la malformación aislando con un parche la médula del líquido amniótico. La nueva técnica de Vall d'Hebron consiste en tapar la médula con un parche especial de colágeno y elastina que se pega encima del defecto, sin tocar la piel. A medida que el bebé crece, se sustituye por piel, de forma que cuando nace el bebé el defecto está cerrado y recubierto por su propia piel. Después, se vuelve a cerrar, se introduce de nuevo el líquido amniótico extraído y la gestación se prolonga después de la operación hasta que nace mediante cesárea. La buena noticia es que el bebé recupera en cinco meses, buena movilidad.

Una nueva puerta a la esperanza de vida se abre con el avance médico en el campo de la cirugía intrauterina. Actualmente, una buena medida para evitar los defectos del tubo neural como la espina bífida en los bebés es prevenirlos mediante la ingesta de ácido fólico desde tres meses de quedar embarazada.

El ácido fólico, también conocido como vitamina B6, ha probado tener una acción preventiva altamente eficaz en la prevención de defectos del tubo neural como la espina bífida. Los especialistas recomiendan tomarlo antes de la gestación y durante los tres primeros meses de embarazo, aunque en la mayoría de las gestaciones, la ingesta de ácido fólico se mantiene durante todo el embarazo.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud