Babymoon. Un viaje romántico antes de dar a luz

  • compartidos

Cuando nace tu primer hijo, cierras la última página de un libro y comienzas otro. Ya nada vuelve a ser como antes. Se acabaron las visitas semanales al cine y al teatro, las reuniones de amigos sin toque de queda, los viajes improvisados; se acabaron las siestas, la lectura diaria, los baños espumosos con velas y sobre todo, se acabó esa primera etapa de enamoramiento con tu pareja.

Muchos futuros papás y mamás que intuyen lo que se avecina, deciden darse un respiro antes de que llegue el bebé y compartir un último momento de relax a solas. Su escapada romántica se llama 'babymoon'.

Una babymoon para prepararse y descansar antes de que llegue el bebé

Pareja embarazada descansando junto a un rio

Algunos padres que se aferran a esta Babymoon son padres primerizos. Otros no. Hay parejas que ya tienen un primer hijo y aprovechan esta segunda luna de miel para descansar, prepararse y reencontrarse con su pareja. Porque no nos engañemos, una vez que tienes hijos, tu pareja deja de ser el epicentro de todos tus pensamientos y es una relación que a veces, hasta descuidas. 

El objetivo es bien claro: compartir unos días románticos antes de quedar atrapados para siempre en la vorágine del mundo infantil, de los llantos desquiciantes, los constantes cambios de pañal, de las interminables noches en vela... Así que en torno al segundo trimestre de embarazo (el mejor momento de la embarazada, porque aún puede moverse con libertad y ya no tiene esas molestas nauseas del principio), la pareja hace las maletas y busca un lugar idílico, lejos del mundanal ruido. La playa, la montaña, un pueblo tranquilo... cualquier lugar será perfecto. 

Algunas parejas prefieren descansar. Otras, descubrir juntos algún lugar inexplorado. Hay parejas que buscan reactivar sus sentimientos, y otras que sólo quieren pasar unos días tranquilos, lejos de las compras de bodies, patucos y sillitas para el bebé. 

Es curioso cómo ha evolucionado un término que se utilizaba para referirse a otra cosa totalmente distinta. La palabra 'babymoon' la utilizó por primera vez una antropóloga de la maternidad hace más de 15 años. Se refería a esos primeros días en los que los padres parecen enamorarse de su bebé. El significado ha cambiado por completo. No sé si será porque al fin sabemos que ese primer momento de enamoramiento no tan real.Y es que esos primeros días con el bebé en casa desmontan cualquier idilio. No conozco a ningún padre o madre que aseguren que los primeros días tras el nacimiento de su hijo resultó ser justo lo que esperaban.

Así que ya sabes, si vas a tener un bebé, llena la maleta y busca un buen destino. Hay muchas compañías de viajes que ofrecen paquetes especiales de babymoon. Puede ser una última y excelente oportunidad para regresar al mundo de los adultos.  

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud