Los niños ven lo que quieren cuando quieren en la televisión

  • compartidos

La televisión es un entretenimiento muy utilizado no sólo por los adultos sino también por los niños. Dicen que, especialmente en tiempos de crisis, la televisión se ha convertido en la mejor y más barata guardería para los niños. Y es que según un reciente estudio, la televisión ocupa una parte importante del tiempo libre infantil, más de dos horas y media al día. 

Los niños son espectadores a la carta

La televisión y los niños

Pese al aumento de otras alternativas tecnológicas de ocio como los ordenadores, los videojuegos y los teléfonos móviles inteligentes, que permiten una participación interactiva, que requiere una mayor pariticipación por parte del niño, la televisión sigue ocupando un papel muy singular. En Europa, los italianos son los que más televisión ven, seguidos de los españoles y de los británicos, que ocupan el tercer lugar en el ranking. 

¿Qué ha contribuído a que la televisión siga manteniendo su audiencia infantil a pesar de la dura competencia tecnológica a la que debe hacer frente? Es posible que la respuesta se encuentre en la calidad y diversificación de los contenidos y en la creación de canales temáticos. Si antes, cuando éramos niños teníamos que estar pendientes de la hora a la que ponían los programas infantiles, ahora los niños en cualquier momento llegan a casa y pueden elegir entre las diferentes series o programas infantiles que varios canales de televisión ponen a su disposición. 

No obstante, lo que más llama la atención respecto al tema de la competencia en cuanto a las alternativas tecnológicas es lo que los expertos llaman efecto polinización, que consiste en el cruce entre la televisión y la web, de manera que a medida que aumenta la digitalización en los hogares, los niños aprovechan para ver lo que quieren cuando quieren, ya que si no lo han visto en televisión eb el horario de emisión, pueden verlo en otro momento en la pantalla de su ordenador. 

La ventaja actual es que ahora es posible elegir y, por este motivo, los menores de entre 4 y 14 años caen rendidos ante el atractivo de la pequeña pantalla. Pero, entre el aluvión de ofertas, muchos padres se preguntan si son adecuados para los niños todos los programas que consumen. Algunos canales de televisión cuentan con expertos que revisan los contenidos de toda la programación infantil que emiten, sin embargo, los niños representan sólo el 8,5 por ciento de la audiencia total de cualquier canal de televisión y este pequeño porcentaje hace cuestionarse si el público infantil resulta lo sufientemente importante para las cadenas de televisión como debería ser. 

Marisol Nuevo.

Los niños deben cuidar el medio ambiente

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud