Geolocalización para los niños a través del móvil

  • compartidos

La geolocalización para los niños a través del móvil ha llegado a la vida cotidiana de las familias. Para saber dónde está tu hijo, ya no tendrás que llamarle para que él o ella te lo diga. Sólo tendrás que mirar tu móvil y echarle un vistazo a tu geolocalizador para saber si ha llegado al colegio o se ha desviado de su camino. Este nuevo sistema de control paterno se realiza a través del móvil y tiene la ventaja de que no se puede rastreaar y es invisible. 

Un sistema para saber dónde están los niños

Niños con teléfono móvil

Así es, se llama Teencrio y es una nueva aplicación para móviles que actúa como un espía, que recoge toda la actividad del teléfono móvil. La solicitud se realiza a través de la web de Teenscrio. Cuando los padres contratan el servicio a través de la página web se conecta el teléfono de los hijos al servicio para controlar distintos parámetros como las alarmas, calendarios o desplazamientos y así se ajusta el sistema a las necesidades de los padres. Básicamente, el sistema monitoriza las actividades de los jóvenes entre 10 y 18 años, desactivándose automáticamente cuando cumplen la mayoría de edad.

Esta idea que en un principio parece un intrusismo en la vida de los hijos, que parece que sólo sirve para mantener bajo control una relación basada en la desconfianza y en la falta de diálogo. Es cierto que la tecnología de pone al servicio de los padres la geolocalización permite conocer el lugar exacto dónde están sus hijos, establecer límites horarios en ciertos lugares e incluso controlar desplazamientos habituales de los menores, como de casa al instituto. De este modo y con un sistema de alarmas, los padres pueden saber instantáneamente si el niño se ha desviado del camino al colegio y dónde ha ido. Un método infalible para controlar las ausencias a clase, por ejemplo, ya que el sistema está preparado ante posibles desconexiones, en caso de que el niño decida apagar el móvil.

Para los que después de leer esto tengan ya los pelos de punta, también hay que reseñar que en entornos o ciudades con poca seguridad ciudadana este control parental cobra sentido, sobre todo, cuando se utiliza como herramienta que aporta tranquilidad a los padres. El programa no sólo se puede usar a escondidas de los hijos, sino que en relaciones abiertas y transparentes entre padres e hijos puede aportar mucha seguridad. El sistema pretende buscar un equilibrio entre la responsabilidad de los hijos y la libertad paterna, todo depende del uso que cada familia haga de este revolucionario sistema. 

Marisol Nuevo.

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud