Lo que la guerra hace a los niños

  • compartidos

Una guerra, sea cual sea, siempre hará vulnerables a los niños. Porque no haya guerra en el lugar adonde vives, no quiere decir que no las haya. Cinco años de guerra en Siria, han afectado profundamente a la vida de miles de niños que han perdido sus casas, a sus familias, y sus vidas. Un ejemplo de ello es un vídeo en que se ve a una niña celebrando su cumpleaños y en diferentes momentos de su vida cotidiana, hasta que la guerra llega como un bombazo para cambiar drásticamente su vida. La frase final de este vídeo es: '¡Porque no pase aquí, no significa que no esté pasando'.

Cómo la guerra cambia la vida de los niños

La guerra y los niños

Se trata de una llamada de atención de la ONG Save The Children sobre la guerra en Siria, y cómo el impacto sobre los niños ha sido devastador: han reaparecido enfermedades como el sarampión que están matando a los niños, bebés en incubadoras que no sobreviven por cortes de electricidad o niños afectados por las bombas y tiroteos que no pueden recibir el tratamiento adecuado.

Una de las responsabilidades que tenemos los adultos es proteger, cuidar y amparar a los niños. Conseguir que nuestros hijos sean felices, debe ser una máxima de los padres. Sin embargo, hay acontecimientos en la vida, que pueden hacer que la vida normal y tranquila de un niño explote y se torne en triste, miserable y terriblemente dura, o tome otro rumbo. Algunos de estos acontecimientos escapan a nuestro control, como la guerra de Siria, otros no, pero en cualquiera de las situaciones debemos estar vigilantes y apoyando a nuestros hijos para darles la mayor protección posible.

- Muerte: el fallecimiento de un ser muy cercano o muy querido puede cambiar la vida de un niño. Los niños atraviesan una serie de etapas en su entendimiento de la muerte, pero que no logren entender bien el sentido no significa que haya que esconder el problema o eludirlo, hablar con ellos es fundamental.

- Maltrato infantil: puede producirse dentro de casa, en el colegio, entre sus amistades... Hay que estar alento a las señales físicas repetidas (ojos morados, magulladuras, quemaduras), o emocionales: cansancio o apatía permanente, cambio significativo en la conducta escolar sin motivo aparente. Los niños no suelen pedir ayuda ante un caso de maltrato, por eso los adultos somos responsables de denunciar cualquier caso de acoso infantil.

- Abuso sexual: los niños que sufren abusos sexuales desarrollan baja autoestima, creen que no valen nada, se vuelven retraídos y en ocasiones consideran el suicidio. 

- Acoso escolar: es un acoso sistemático, que se produce reiteradamente en el tiempo, por parte de uno o varios acosadores a una o varias víctimas y que puede convertir la vida escolar de un niño en un auténtico infierno y dejarle secuelas psicológicas.

Vídeo sobre cómo cambiaría la vida de una niña en caso de guerra

Cuáles son los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud