Los niños más inteligentes se distraen más

  • compartidos

La gente inteligente se distrae con más facilidad en el trabajo y aunque sean intelectualmente superiores a sus compañeros, su capacidad de atención es menor que la del resto, esto es al menos lo que revela un estudio llevado a cabo en el Reino Unido.

Esto es asimismo aplicable a los niños. Aquellos que tienen una capacidad intelectual superior, pueden tener más dificultades para concentrarse debido, entre otras cosas, a la gran cantidad de ideas que bullen en sus pequeños cerebros.

Por qué los niños más inteligentes se distraen con facilidad

Niños inteligentes con falta de atención

Steelcase, una compañía de soluciones de trabajo de Reino Unido, analizó los resultados elaborados por neurólogos e investigadores cognitivos a trabajadores de diferentes empresas. El estudio reveló que las personas más inteligentes pueden tener más dificultades para decidir qué ideas priorizar, por lo que ello les conduce a la distracción y afecta a la capacidad para soportar múltiples tareas.

De esta forma, los cerebros más inteligentes pueden caer por debajo de su potencial esperado ya que lejos de rendir más, se distraen con cosas como recordar que han de hacer una llamada personal, la tentación de mirar las redes sociales, escuchar una conversación cercana, intentar ver qué hace el compañero, prestar atención a ese ruido extraño que viene de la calle... 

Esto también les ocurre a los niños, y suele ser una constante en niños con altas capacidades, a quienes les ocurren cosas como estas:

- Se distraen con mucha facilidad. La razón estriba en que poseen un cerebro que lo percibe todo, todo el tiempo, en cualquier situación, por lo que pueden padecer sobrecargas emocionales y sensoriales. Son desorganizados, no prestan atención a cosas más mundanas, procesan de forma más lenta la información menos relevante o se bloquean cuando su cerebro está fatigado. Es muy común que parezca que ni siquiera nos escuchan.

- Son altamente creativos y perciben las sensaciones de forma aumentada, es decir, todos sus sentidos, oído, tacto, vista, gusto y olfato, están mucho más desarrollados. De esta forma, quizás su atención está en cosas que han pasado desapercibidas para los demás.

- Muchas veces llegan a ser diagnosticados erróneamente como TDAH, ya que son muy movidos, inquietos y tienen con una inagotable necesidad de realizar un sinfín de actividades.

- A los niños con altas capacidades el aburrimiento les lleva a desconectar y pueden parecer distraídos.

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud