Mi hijo no quiere hablar en inglés conmigo

  • compartidos

Tras varios años fomentando el bilingüismo en los niños, es momento de que saque conclusiones. Y hoy, me quiero fijar, en una duda que nos repiten en muchas ocasiones los padres. Partimos del punto de vista de una guardería donde desde los 4 meses, se ha introducido a los bebés el inglés de una forma natural, y donde los padres son conscientes del nivel que han adquirido los niños en el idioma.

Pues, hemos comprobado como en muchos casos, los niños, a pesar del nivel que tienen los niños en la nueva lengua, rechazan hablar en inglés con sus padres. Vamos a analizar, cuáles pueden ser las causas de esto.

Por qué los niños no quieren hablar inglés con sus padres

El niño no quiere hablar inglés

Nosotros aplicamos un sistema complejo, unificando diferentes métodos de desarrollo de un segundo idioma, tales como el 'OPOL' (prioritario de 1 a 2 años) y 'PREVIEW REVIEW' (Desde los 2 años). En la guardería, tenemos personal, que solamente les habla en inglés cuando los niños aun no son capaces de entender bien ni el español. En verdad, somos nosotros quienes les estamos marcando sin darnos cuenta la pauta de discriminación auditiva por idioma. 

Además, los niños, son conscientes que vienen a una guardería donde una de las ventajas que van a tener es el inglés. Desde que tienen uso de razón, los niños, ya le dan un valor incluso, se sienten bien de conseguir los objetivos que llegan a alcanzar.

El inglés, es un idioma muy complejo, y es muy complicado para un niño compronder que conoce un idioma. Cuando hablamos de bilingüismo, no hablamos de que se sepa los colores de memoria. Sino de entender sin pensar, y que le salgan palabras en inglés, sin querer. El niño va desarrollando un lenguaje poco a poco. Pero, el niño durante los primeros años, aunque tenga mucho nivel, no se siente del todo cómodo. Además, por lo general, sabe la importancia que le damos los padres al inglés. 

Todo esto es lo que hace, que el niño, intente no hablar con los padres en inglés. Además del llevar la contraria típica de los niños: si me preguntas no te contesto, puede que luego te lo cuente si yo quiero y me apetece.

Cuando hablamos de idiomas, lo mejor es ser natural. No le estamos haciendo un examen. Ya que se sentirá juzgado. El inglés no debería ser una asignatura, debería ser una necesidad como el andar.

Lo mejor para saber el nivel del niño, o si está consiguiendo los desarrollos, es hacerlo de forma natural. Si sabemos inglés, tan solo tenemos que hablarle en inglés, durante un par de semanas, como algo normal. Si el niño nos dice que no le hablemos en inglés, le pedimos perdón (en inglés) porque nos ha salido sin querer, y seguimos hablándole en inglés. Le pediremos perdón todas las veces que sea necesarias. 

Si en nuestro caso, no hablamos inglés. Debemos apoyarnos en algún amigo y familiar que lo sepa y que le hable durante un tiempo en inglés. Llegará un momento en que el niño asocie a esa persona con el inglés y se soltará. Ya que no será un examen, será que es lo normal relacionarnos con él en inglés.

Instinto maternal de los animales

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud