Padres en pie de guerra por los deberes de los niños

  • compartidos

Los deberes escolares no son algo nuevo. La educación se ha fundamentado desde hace años en el aprendizaje en el colegio y la fijación de conceptos en casa. Sin embargo, algo está ocurriendo cuando tantos padres nos quejamos del nivel de deberes que tienen los niños en primaria.

¿Es normal que un niño de 8 años deba pasar dos horas haciendo tareas del colegio?, ¿que no disponga de tiempo para jugar?, ¿ni tan siquiera para practicar alguna actividad extraescolar si así lo desea?

Niños de primaria sobrecargados con los deberes de la escuela

Demasiados deberes para niños de primaria

No es ninguna exageración decir que a partir de 3º de primaria el nivel de exigencia es tal que los niños invierten sus tardes en hacer deberes, no juegan, no ven televisión, no van al parque, tan sólo hacen deberes.

Esta queja no sólo forma parte de las conversaciones en los corrillos de padres al recoger a los hijos del colegio. Muchas asociaciones de padres ya lo han denunciado, se han abierto quejas públicas a través de Internet a las que otros padres pueden sumarse, se han escrito libros...

Es fácil pensar, yo lo hice al principio, que los niños tardan tanto tiempo porque les cuesta ponerse a trabajar, porque se distraen o porque hay que estar muy encima. Sin embargo, basta con hablar con padres de niños de todo tipo: con excelentes notas, notas buenas o notas regulares, el fin es el mismo. Sus hijos no hacen otra cosa en todas la tarde que tareas escolares.

Las estadísticas apoyan las quejas de padres, en la última década, la dedicación diaria a los deberes en primaria ha ideo creciendo: hace 10 años un 37% de los alumnos dedicaban a los deberes menos de una hora, ahora son un 20%; un 40% de los alumnos dedicaban a los deberes entre una y dos horas, ahora son un 48%; y los que hace 10 años pasaban más de dos horas, han pasado del 23% al 32%.

¿Por qué hay tantos deberes del colegio?

Los profesores, no son en todos los casos los responsables, ellos se encuentran presionados por un temario demasiado extenso que han de cumplir durante el curso, la imposibilidad de ello hace que los niños tengan que hacer excesivas 'horas extra' y así poder abarcar todas las materias.

En definitiva, se trata de una involución del sistema educacional o, ¿acaso nosotros pasábamos toda la tarde haciendo deberes a la edad de 7, 8 o 9 años?, yo, al menos no.

Este hecho no es aislado, ocurre en Estados Unidos, España o Francia, donde aunque los deberes están prohibidos para niños entre 6 y 11 años, los profesores se saltaban las normas y provocó una huelga de deberes que obligó al sistema educativo a presionar menos a los alumnos.

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos propone para evitar esta sobrecarga 'la reforma del currículo educativo con vistas a una enseñanza más motivadora, práctica y centrada en la adquisición de competencias básicas propias de estos tiempos y una formación del profesorado adecuada en este sentido'. Además exige que los deberes sólo sean una formación complementaria y puedan hacerse sin la ayuda de un adulto. 

Yo, como madre de un niño ahogado con la sobrecarga de deberes, me sumo a la queja de otros muchos padres y asociaciones. Por que quiero que mi hijo aprenda, pero también quiero que juegue y tenga tiempo libre, y sobre todo, que el sistema no le frustre, ni le baje la autoestima y mucho menos que le haga pensar que él no puede. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud