La primera vez que el niño va al colegio

  • compartidos

Seguro que te has sentido identificada alguna vez con lo que nos cuenta una madre que está preparando a su hijo para ir a la escuela. Será la primera vez que él estará fuera de casa, así que aunque su madre le haya comprado nuevos lápices de colores, cuadernos curiosos y todo un arsenal de materiales para animarle, él repite una y otra vez: “mamá, no quiero ir al cole”. Bufff... ¡cuántas veces he escuchado eso cuando mi hija era pequeña...!

Cuando el niño no quiere ir al colegio

El primer día del niño en el colegio

Mira la casualidad que estos días, una amiga que se encuentra en la misma situación con su hijo pequeño, me envía esta divertida ilustración para compartirla contigo. Además de divertida, me parece muy curiosa y una invitación a la reflexión. Me hace recordar de que para entender algunas conductas de nuestros hijos no hay mejor manera que la de ponernos en su lugar.

- Venga hijo, ya verás con lo bien que vas a pasar en la escuela, vas hacer amiguitos, vas aprender un montón de cosas...

Eso decimos todos, ¿verdad? Y aún así, muchos niños se van llorando, gritando... y no hay quien los tranquilice, eso está claro.  Y los padres, ¿quién los relaja? Cuando un niño va por primera vez a la escuela o colegio, algunos también sufren por tener que dejarlo, por miedo a que su pequeño no disfrute, pero todo eso forma parte de la adaptación del niño a una nueva realidad, y que tenemos que ayudarle y comprenderle.

Si existe alguna fórmula mágica para que la adaptación de los niños a la escuela o al colegio sea la mejor posible, creo que es el comportamiento positivo de sus padres. ¿Te acuerdas de tu primer día de trabajo? Los nervios, la expectación, las dudas y los recelos que tenías sobre lo que ibas a encontrar, si lo ibas a hacerlo bien... Pues imagínate que lo que tu hijo siente es casi lo mismo, con la diferencia de que él todavía no sabe defenderse y no tiene la misma madurez que tú.

Así que ya sabes, ármate de fuerzas y de valentía, piensa en tu pequeño, transmítele seguridad y la certeza de que si lo dejas en la escuela o colegio, es lo mejor que estás haciendo por él. Dale un fuerte abrazo, sonríele, motívale y si ves necesario repítale las mismas frases que todos conocemos. Nunca será demasiado para él, ya verás. ¡Suerte!

Además de todos los consejos de cómo actuar para llevar a los niños al colegio, también se puede recurrir a otros recursos, como los cuentos. La escritora y cuentacuentos Beatriz Montero nos regala un cuento de lo más bonito: Emma va al colegio:

Ideas de juegos para que los niños aprendan las letras del alfabeto

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud