La escuela libre, una alternativa a la educación rígida

  • compartidos

Hace apenas 3 años las escuelas conocidas como de libre enseñanza apenas alcanzaban la cuarentena en España, sin embargo ahora se han abierto más de 500 y no cubren la demanda.

¿Porqué han experimentado estas escuelas este auge en los últimos años?, ¿qué tienen de especial?, ¿porqué cada vez los padres las eligen como una alternativa? La principal razón de los padres es que, mientras la enseñanza tradicional a fracasado con muchos alumnos, con un aumento del abandono escolar y un gran desinterés por los estudios, la enseñanza libre mantiene un ideal de enseñanza donde no existe ese abandono, y además provoca en el alumno un interés natural por aprender.

Beneficios de la escuela libre de enseñanza para los niños

en qué consiste la enseñanza libre para niños

¿Y cómo se consigue esa magia donde los niños van contentos a la escuela y donde se aprende jugando? La idea no es nueva, ya lleva implantada en muchos países desde hace muchos años, especialmente en los nórdicos, y sus principales precursores llevan creando escuelas desde los años 70: Montessori y Waldorf. Aunque en los últimos años han aparecido nuevos seguidores de estas doctrinas liberales, abriéndose las puertas a innovadoras posibilidades lectivas.

El fracaso de la escuela tradicional se basa básicamente en impartir las mismas materias por igual a todos y pretender que aprendamos al mismo ritmo. Se elimina la creatividad, las enseñanzas artísticas, todo aquello que nos incite a salirnos fuera de las normas y se aplican metodologías rígidas donde el alumno es un mero espectador del discurso del profesor. Por eso, actualmente los padres ven como el sistema educativo muere ante las nuevas generaciones que demandan una alternativa más intuitiva y activa.

Por otro lado, la enseñanza libre se basa en el respecto, se aprende experimentando no memorizando, se enseña a colaborar no a competir, los niños aprenden cada uno a su ritmo, los errores son vistos como parte del aprendizaje, no se coarta la creatividad, y requiere una mayor implicación de las familias. Se da mucha importancia al acompañamiento emocional, la empatía, las consecuencias lógicas en vez de castigos, y el aprendizaje se estimula a través de los impulsos curiosos de los propios niños, sin ningún temario preestablecido. El profesor se iguala al alumno y pasa a ser un simple orientador del aprendizaje. El resumen de su ideología se da en la famosa frase de Benjamin Franklin: “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

La educación libre hace más felices a los niños

Se ha comprobado, a lo largo de esta última década, que los niños que van a estas escuelas son más felices, aprenden las mismas cosas que en las escuelas convencionales y no existe el abandono escolar.

Sin embargo, aunque todo en un principio pueden parecernos ventajas, también hay quienes se oponen a este tipo de enseñanza. Las razones que se alegan es que es muy complicado mantener una clase con un número grande de alumnos en esas condiciones de individualidad, con lo que las dotaciones de estos colegios deberían ser enormes, caras, y con pocos alumnos por profesor. También existe la creencia de que un niño que crece en este ambiente ideal, más adelante en su madurez, le costará adaptarse a una sociedad competitiva y con normas para todo. Por otro lado, apenas existen escuelas libres públicas con lo que en la actualidad es un privilegio que pocos pueden permitirse, y muchas veces se convierten en la alternativa de familias adineradas con hijos que no se adaptan a los colegios convencionales.

Pero lo cierto es que en la actualidad suponen una opción real, y si reflexionamos un poco ¿qué niño diría que no a estar en ese tipo de escuela? Mi opinión como madre y ex alumna es que estas opciones deberían abrirse a toda la población como una manera nueva de enfrentarse a la enseñanza: libre, abierta y apta para todos.

Patricia Fernández. Redactora de Guiainfantil.com

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud